¿Cómo crear una buena campaña de incentivos para aumentar las ventas?

539
Compartir

A veces, con iniciar acciones de email marketing o invertir en campañas en Google AdWords o Facebook no alcanza. Para obtener resultados más visibles, aumentar el porcentaje de conversión e impulsar nuestras ventas, es necesario tomar otras medidas.

Un buen “empujón” es diseñar una campaña de incentivos, es decir, promociones, descuentos o regalos que se le dan al cliente por contratar o comprar nuestros servicios o productos. Estos beneficios extra pueden marcar la diferencia con tu competencia y aumentar tus ventas.

Por supuesto, la calidad y el atractivo del incentivo importan. Pero también hay que prestarle atención a otros aspectos que harán que la campaña sea un éxito. Uno puede regalar entradas al mejor show o un fin de semana en la Costa, pero si no está bien comunicado, tal vez los resultados no sean los esperados.

Acá, algunas claves a tener en cuenta:

Diseño: Ya sea un banner o un email, el aviso debe tener un diseño agradable. El mensaje debe entrarle por los ojos al cliente. El incentivo que propongamos debe mostrarse en forma clara, pero sin quitarle protagonismo al producto principal.

-Pensá en tu target: A la hora de escoger un incentivo, tenés que tener en cuenta la tipología de tus clientes. Si te dirigís a un público joven, regalar entradas a un recital puede ser una buena opción. Para un cliente más senior, tal vez funcionen mejor unas entradas al teatro. Para esto, es importante hacer una buena segmentación de nuestra base de contactos.

-Informá bien: Así como se informa sobre el producto o servicio que vendés, el cliente querrá conocer los detalles del incentivo. Incluí un botón o pestaña desplegable para que el público pueda conocer de qué se trata este regalo (fechas, lugar, condiciones, etc.)

-Cumplí tu promesa: De más está decir que si no cumplís con el incentivo (o esperás a que el cliente reclame para otorgarlo) el resultado será contraproducente. Lo que empezó como una campaña para ganar clientes, terminará generando una mala reputación de tu marca. Por lo tanto, prometé incentivos que realmente puedas cumplir y otorgá la recompensa antes de que el cliente la reclame. Una buena forma de evitar “olvidos” es creando un sistema que envíe un mail de forma automática cada vez que se efectúa una compra con las instrucciones para hacer uso del incentivo.

Estas tácticas no son exclusivas de las grandes marcas: con una segmentación adecuada, y entendiendo las necesidades e intereses de sus clientes actuales y potenciales, cualquier empresa -incluso una pyme- puede beneficiarse al implementar una campaña de incentivos.

 

Foto: Shutterstock

 

Compartir
¿Que te pareció la nota?

25

Comentarios
x

¿Querés saber lo último de tecnología?