5 consejos para comprar las computadoras de tu empresa

4939
Compartir
Enterate de cómo hacer para comprar una buena computadora para tu empresa
 

Las computadoras son, hoy por hoy, las herramientas de trabajo más importantes de tu empresa, por ende, hay que prestar especial atención a la hora de comprarlas.

Además de estar bien resguardadas en términos de seguridad deben respetar algunos requisitos a nivel software y  hardware, que las optimicen de a cuerdo a las nuevas tendencias tecnológicas. Aquí les ofrecemos cinco consejos con las características imprescindibles a tener en cuenta al momento de adquirir tus nuevos equipos de escritorio:

1. Unificar el parque informático
De ser posible siempre es recomendable contar con una misma línea de equipos con características similares. El soporte en este tipo de casos se simplificará, con reportes técnicos similares que pueden resolverse de forma rápida y eficaz.

2. No al software ilegal
El uso de sistemas operativos sin la licencia correspondiente genera inconvenientes en las actualizaciones de seguridad y, por consiguiente, en el rendimiento del equipo. La oferta de computadoras destinadas a estaciones de trabajo suelen incluir la correspondiente licencia de acuerdo al sistema operativo que es elija (Microsoft, por ejemplo, en caso de optar por Windows como sistema operativo). No obstante, también existen alternativas de software libre, tales como Ubuntu o Mint, por mencionar dos de las distribuciones de Linux de uso extendido entre los usuarios de PC. Asimismo, existe un amplio catálogo de aplicaciones ofimáticas gratuitas tales como el LibreOffice, que incluye editores de texto y planillas de cálculo compatibles con Office; o Gimp (para edición de imágenes), entre muchas otras aplicaciones disponibles.

3. Una buena configuración de hardware
En cuanto al equipamiento del equipo, lo recomendable es contar con un técnico que revise estas configuraciones específicas: en términos ideales, las computadoras deben contar con un procesador Core i3 de segunda generación de Intel, una memoria RAM de 4 GB de base, junto a los habituales conectores USB que suelen contar los equipos. Se recomienda que, al ser estaciones de trabajo fijas, la conectividad a la red sea mediante calves, teniendo como alternativa el acceso inalámbrico vía Wi-Fi como segunda opción.

El resto de las configuraciones dependerá del perfil del usuario: habrá algunos que requieran un disco rígido de una capacidad mayor a los 250 GB, otros tal vez requieran de un disco rígido externo para trasladar sus trabajos. Las unidades de disco óptico también deberían ser evaluadas como un opcional, y también se puede suplir con una versión externa conectable por el puerto USB. Sin embargo, esto se deberá evaluar de acuerdo a las dimensiones del parque informático, la cantidad de usuarios y el perfil de trabajo de cada uno, para evitar costos futuros que requieran la reconfiguración y actualización del equipo.

4. Todo en uno, una alternativa más

Las computadoras de escritorio evolucionaron hacia nuevos diseños, y las All-in-One (AIO) ganaron terreno entre las opciones de un equipo elegante y delgado que no deja de lado la potencia y las prestaciones. Puede ser una opción muy interesante para aquellos espacios visibles o en donde no hay mucho espacio. La gran mayoría son ofrecidas por los principales fabricantes del sector, pero de a poco algunos locales de informática cuentan con modelos para ensamblar, como si fueran los viejos equipos clones, con resultados muy buenos y adaptables de acuerdo a las configuraciones que requiera el cliente.

5. Una buena fuente de energía

Desde hace un buen tiempo, las computadoras se han convertido en el centro de conectividad de diversos dispositivos mediante los puertos USB. Todo esto sumado a las prestaciones que deba realizar el equipo de forma diaria requiere que la fuente de energía sea robusta y de una buena potencia. Este será un apartado que se deberá coordinar con el proveedor del equipo, y que a su vez puede ser complementado mediante una solución de UPS para estabilizar y resguardar los equipos ante posibles problemas en el suministro eléctrico.   

Comentarios
x

¿Querés saber lo último de tecnología?