Compartir

Distance SellingCon la llegada de la navidad, se suman preocupaciones a la hora de ir a comprar los regalos. Pero el problema comienza cuando los locales están abarrotados de gente con la misma idea: comprar algo, lo que sea, a último momento.

Pero también en estos momentos del año el comercio on line puede resultar un gran aliado. A través de diversas aplicaciones como PayPal o CRM negocios puede ahorrar tiempo y salud.

El comercio on line en América Latina mueve entre 60 y 70 mil millones de dólares  por año. “Internet cambió la manera tradicional de hacer nuestras compras. Cada día existen más dispositivos conectados a la red y más usuarios realizan sus compras online. Por esta razón, es fundamental que los usuarios tomen conciencia de los riesgos e informar cuáles son las buenas prácticas a seguir para proteger la información personal y sus compras online”, explica José Pérez, Senior Researcher de F-Secure Labs.

La primera prueba en serio de este 2014 fue el  CyberMonday, donde la mayoría de los usuarios ha navegado por diferentes sitios en busca de promociones y productos a su medida. El comercio electrónico terminó siendo un sistema bastante redituable tanto para el vendedor como para comprador, sobretodo en este tipo de fechas. El comprador se evita largas colas y el amontonamiento de gente que sumado al calor termina por robarse la paciencia de un plumazo. Mientras que para el vendedor, es un ahorro de dinero destinado a personal, como también se evita el manoseo y rotura del producto a causa del amontonamiento de clientes.

Por eso, tanto CRM negocios como  PayPal, son una forma segura de realizar y recibir pagos en Internet sin riesgos. De esa experiencia, recomiendan sin aspectos a tener en cuenta para realizar transacciones on line:

  1. Mantener el sistema y las aplicaciones del dispositivo actualizadas, especialmente las actualizaciones de seguridad. Cuidar su información financiera sin compartirla en diversas páginas en línea6563528535_36186cf7ff_b
  2. Realizar compras online solamente en redes de confianza, evitando los riesgos de las redes públicas.
  3. Utilizar un navegador web con seguridad añadida, usando extensiones como NoScript o servicios de bloqueo de URLs maliciosas.
  4. Deshabilitar, cuando sea posible, los plugins del navegador web que puedan afectar a su seguridad, especialmente los plugins de Java y Adobe Flash.
  5. Revisar los comentarios sobre seguridad de los compradores de la tienda en línea que le interesa y los que han sido colocados en redes sociales acerca de la misma.
Comentarios