Compartir

La red de telefonía móvil 4G es una realidad en Argentina. Los usuarios de a pie esperaron, con ansias, el lanzamiento de esta nueva frecuencia que mejora –radicalmente- la velocidad de conexión de los smartphones. Al interior de una empresa o unidad de negocio, los beneficios de las también llamadas redes LTE (Long Term Evolution) no se quedan atrás. Veamos…

Más velocidad. En comparación con las redes 3G, la conexión entre celulares o tablets de una compañía o flota de trabajo es, en promedio, diez veces más veloz. Esto permite trabajar en tiempo real sobre archivos y recursos compartidos y garantizar la transferencia de documentación, entre otras funcionalidades.

Más y mejores aplicaciones. Acceder a una red 4G implica poder utilizar en forma más acabada y optimizada las soluciones móviles que permiten trabajar en forma colaborativa y online.

Foto: Shutterstock
Foto: Shutterstock

Colaboración inmediata. La nueva red permite compartir, intercambiar y descargar archivos (documentos, fotos, videos, etc.) en tiempo real.

Conexión ininterrumpida. La calidad de la red mejora, notablemente, la experiencia de la navegación y el trabajo online.

Más ventas. Las redes 4G suponen un atajo a la hora de promover el comercio electrónico de una compañía o emprendimiento, dado por los mejores tiempos de respuesta y por la estabilidad del espectro.

Bonus Track: adiós al Wi-Fi. Si bien las redes inalámbricas privadas ayudan a disminuir el consumo de datos, la velocidad de la nueva red 4G es tan alta que las redes Wi-Fi no serán necesarias.

Foto destacada: Shutterstock

Comentarios