Compartir

Traspasar los límites de un país con una startup es todo un desafío. Y, si bien casi todos los emprendimientos apuestan a su expansión, sólo un pequeño porcentaje sale al exterior.

Según el Global Entrepreneurship Monitor (GEM), en la Argentina, en 2015, la Tasa de Actividad Emprendedora en etapa temprana (individuos involucrados en empresas nacientes, de hasta tres meses de vida y en empresas nuevas, de tres meses a 42 meses) fue del 17,7%. A esto, hay que sumar la tasa de dueños de empresas establecidas, que alcanzó el 9,5% de la población.

El porcentaje de internacionalización, en cambio, es bastante bajo: sólo el 7,5% tiene hasta el 25% de sus clientes fuera de Argentina. El 90% no posee clientes fuera de los límites del país.

Sin embargo, aunque difícil, la internacionalización de una startup no es imposible. Los profesionales argentinos suelen ser muy bien vistos en otros países y son varios los emprendedores que triunfaron en el exterior.

Pero, ¿qué hay que tener en cuenta al momento de dar el gran salto? A continuación, algunos consejos:

  • Ser paciente: Planear una expansión territorial lleva etapas. No se puede hacer de un día para el otro. Es un plan a largo plazo.
  • Analizar el proyecto: Detectar los puntos fuertes y también los débiles de nuestro emprendimiento. Este punto abarca cada detalle; desde el nombre de la empresa (debería ser fácil fonéticamente, incluso si nos lanzamos a un mercado donde se maneje otro idioma), el tamaño de la empresa, etc.
  • Estudiar el mercado: Cada mercado tiene sus características por lo que es necesario estar dispuesto a adaptar el modelo de negocio. También es necesario investigar las leyes de nuevo país, desde las  tributarias hasta las de contratación de personal y protección de datos.
  • Socios: Conseguir socios estratégicos en el nuevo país donde se opera puede abrirnos muchas puertas. A través de estos partners, la empresa puede tener un conocimiento más cercano del mercado local y su realidad socioeconómica. Una buena forma de conocer potenciales socios es asistir a eventos del sector y ferias internacionales.
  • Visibilidad: Es indispensable crear una estrategia de comunicación y marketing focalizada en el nuevo mercado.
  • Internacionalizar el equipo: Si lo que deseas es internacionalizar tu empresa, tal vez sea buena idea también internacionalizar tu equipo de trabajo. Contar con algún empleado que conozca la cultura y la economía del país “desde adentro” facilitará las cosas.

Una red de contención para Pymes y emprendedores

Buscar ayuda es otro buen consejo. El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, por ejemplo, cuenta con un programa arancelado pensado para Pymes y emprendedores porteños que buscan internacionalizarse.

Despegar Talento es un paquete de servicios y asesoramiento a medida, con el objetivo de mejorar las posibilidades de hacer negocios en otros países.

Así, el emprendedor cuenta con una persona que los recibe y los acompaña en su estadía, horas de oficina en el mercado de destino, consultoría estratégica relacionada a temas legales, comerciales y contables y reuniones de negocios con potenciales clientes y aceleradoras.

Foto: Shutterstock

Compartir
¿Que te pareció la nota?

20

Comentarios