Compartir

Hace un tiempo, nadie hablaba de Community Managers ni de Social Media; simplemente porque no existían. Hace un tiempo (pero tampoco tanto) “muro” solo era sinónimo de “pared”… Nada más que eso.  Cuando Mark Zuckerberg creó Facebook hace 12 años inventó también, sin querer y sin imaginárselo- nuevas profesiones, nuevas jergas y nuevas formas de comunicarse. Y, claro, los negocios no se quedaron afuera.

Con más de 1.500 de millones de de usuarios activos al mes, Facebook se convirtió en un caldo de cultivo para dar a conocer una marca y para interactuar directamente con los consumidores, ya sea a través de la atención al cliente (complementando o reemplazando las tareas de los call centers) o mediante estrategias que revolucionaron el marketing en los últimos años.

La montaña va a Mahoma

Desde 2006, el inbound marketing es una estrategia de marketing cada vez más usada para hacer crecer una marca en Internet. En lugar de los antiguos métodos de publicidad de compra de anuncios, esta tendencia se basa en la creación de contenidos de calidad con el objetivo de atraer potenciales compradores y fidelizar clientes. Al alinear el contenido publicado con los intereses del usuario, se atrae naturalmente el tráfico a la web.

metodologia-inbound

Facebook es clave en esta estrategia al cumplir un papel esencial en las distintas fases del proceso, en especial en la atracción de tráfico y en la última, donde el usuario satisfecho comparte el contenido y recomienda el producto, convirtiéndose en un promotor del mismo.

“En el marketing de hoy en día, el consumidor tiene más poder para ayudar a las grandes compañías del que tienen los medios tradicionales. Por eso hemos diseñamos campañas que involucren a los consumidores y les den el protagonismo que necesitan para opinar sobre las marcas”, explica Sven Mulfinger, CEO de trnd Ibérica.

Si bien hace un tiempo Facebook cambió su algoritmo provocando que las audiencias orgánicas de las publicaciones caigan a nivel global entre un 30 y un 50%, es erróneo afirmar que las empresas ya no recurren a la red social para venderse. 

Publicidad segmentada, para todos y todas

Pero, además de ser una importante plataforma distribuidora de contenidos, Facebook también es un importante medio para realizar campañas publicitarias. Si bien Facebook Ads no es pionero en publicidad segmentada, sí la hizo aún más popular, fácil de implementar y accesible en términos económicos, ya que sólo se paga por click.

Hacer publicidad en los medios tradicionales, como televisión o radio, supone llegar a un público muy amplio aún seleccionando aquéllos programas o medios que más se acercan a los intereses o perfiles de nuestros potenciales clientes. Además, su costo es muy alto y solo las grandes empresas pueden pautar. En cambio, la publicidad en Internet y en Facebook permite segmentar en detalle (se puede elegir rango etario, sexo, ubicación geográfica, intereses, entre otras) el público al que deseamos que llegue el anuncio. Además, permite la viralización de los anuncios y la posibilidad de interactuar con los usuarios mediante juegos, sorteos o encuestas.

Aunque todavía hay varios detractores de esta tendencia como Taddy Hall, COO de Meteor Solutions, quien alguna vez aseguró que basar la estrategia publicitaria en social media es “tirar el dinero a la basura”,  lo cierto es no subirse a esta ola puede catapultar una marca al  fracaso.

 

Foto: Shutterstock

Comentarios