Qué es un ERP y cómo puede sumar valor en las empresas

693
Compartir

Además de los gestores de proyectos, aplicaciones móviles que sirven para organizar el trabajo de una empresa y que todos los miembros del equipo puedan realizar un seguimiento de las tareas desde cualquier lugar donde se encuentren, existen otros programas más completos aún que permiten integrar toda la información que debe manejar una compañía: los sistemas ERP (por Enterprise Resource Planning, Planificación de Recusos Empresariales).

Se trata de plataformas genéricas que permiten la planificación de recursos empresariales, integrando y manejando las operaciones de producción, logística, distribución, inventario, envíos, facturas y contabilidad de la empresa. Pero, además, incluyen la posibilidad de intervenir en otras áreas como ventas, entregas, pagos, producción, administración de inventarios, calidad de administración y recursos humanos. Todo, en un mismo lugar.

ERP

La integración de todos los procesos de una empresa en un único software crea una ventaja fundamental: además de evitar la multiplicidad de aplicaciones de gestión, un ERP permite un análisis de la información (lo que se conoce como “business intelligence”) mayor, permitiendo cruzar datos y llegar a conclusiones más acabadas sobre el devenir de una compañía. A su vez, al evitar el uso de aplicaciones “tradicionales” como Excel, el riesgo del robo de información confidencial se reduce.

 Costo versus beneficio

El costo de instalación de los paquetes ERP fue históricamente muy alto, haciéndolos prohibitivos para las pequeñas empresas y una decisión difícil de tomar para las medianas. Esto fue cambiando en los últimos años con la conversión de las aplicaciones instalables al esquema de software como servicio (SaaS). Así, las soluciones pasan a estar alojadas en la nube, reduciendo costos -ya no es necesario comprar un paquete completo, sino que se pueden contratar módulos y escalar los servicios en función de las necesidades de la empresa- y con la ventaja de permitir el acceso a la información de nuestra empresa desde cualquier parte del mundo.

A pesar de sus beneficios, es importante analizar caso por caso la utilidad de instalar un sistema ERP en nuestra empresa y, una vez tomada la decisión, elegir criteriosamente la solución elegida. Cada ERP varía en sus features y opciones de escalabilidad, lo que hace que la solución ideal para un tipo de empresa puede no ser un traje a la medida de otra. Por otro lado, y como el módulo de facturación está integrado al ERP, es clave elegir un servicio que esté adaptado y tenga soporte en nuestro país.

A la hora de elegir, se pueden encontrar soluciones de todo tipo. A los paquetes ERP desarrollados por grandes empresas, y que suelen tener un costo mayor (Oracle, Microsoft Dynamics, Infor) se suma una variedad de productos creados por empresas más pequeñas y muy innovadoras. Argentina es un polo regional de servicios ERP; compañías como Softland y Calipso poseen años de experiencia en el desarrollo de este tipo de sistemas y cuentan con propuestas diversas según el tamaño y las necesidades del cliente. También hay opciones de software libre, como Libertya. En este caso, la descarga del software es gratuita, pero la empresa ofrece un servicio pago de instalación, configuración y soporte; también es posible contratar a un profesional para que, en base a este tipo de soluciones libres, desarrolle una versión a medida.

Comentarios
x

¿Querés saber lo último de tecnología?