Compartir

No hace falta ser Nike, Adidas o Topper. Aunque no esté directamente vinculada al deporte, tu marca puede sacar provecho de los Juegos Olímpicos 2016 en Río de Janeiro. Es que más allá de ser una competencia deportiva, se trata de un acontecimiento planetario social y cultural, que abarca otros territorios, como el turismo, la gastronomía, la moda, la música y hasta la tecnología.

Teniendo en cuenta, además, que los Juegos Olímpicos atraen la atención del mundo entero y que la gran parte de este público lo hace de forma online, se trata de una excelente oportunidad para apostar al content marketing, creando contenidos relacionados al evento y que ayuden a dar a conocer y posicionar nuestra empresa o emprendimiento.

YouTube, el socio ideal

La plataforma de videos es un campo lleno de oportunidades para explotar en estos 15 días que duran los Juegos Olímpicos. En youTube se emitirán las mejores imágenes de Río 2016 en más de 60 países y promete hacer posible un seguimiento del mismo como nunca antes se hizo: a demanda, es decir, que el usuario elija el contenido que desee ver, pero en el momento, lugar y dispositivo que prefiera.

Las expectativas de tráfico son enormes. De hecho, Katy Perry adelantó unos segundos del clip de “Rise”, tema oficial de la competencia, y el video llegó a los 2 millones de visualizaciones en apenas unas horas. Por dar otro ejemplo, según Google Trends, las búsquedas en Youtube relacionadas con viajes a Londres se duplicaron durante los JJOO de 2012, que se llevaron a cabo en esa ciudad.

Acá, un gráfico de cómo crecieron las búsquedas de “Cristo Redentor” en los últimos días:

cristo redentor

Otro caso. Durante la Copa América 2015 que se disputó en Chile el gobierno de ese país lanzó una campaña que invitaba a conocer los principales puntos turísticos del país, difundió consejos de seguridad ante posibles terremotos y hasta concientizó sobre la necesidad de eliminar la violencia y la discriminación.

Por su parte P&G lanzó “Gracias mamá”, un spot publicitario que apela a lo emocional contando la historia de algunos atletas y deportistas y lo clave que fueron para ellos el apoyo y las palabras de aliento de sus madres.

https://www.youtube.com/watch?v=RRCJg-Fj1Zk

Para todo público

Creer que diseñar una estrategia de contenidos vinculada a los Juegos Olímpicos le llegará únicamente al público que consume deportes es erróneo. De hecho, 1 de cada 3 personas que afirma no ver contenido deportivo en forma habitual, planea hacerlo para Río 2016.

Samsung también lanzó una aplicación oficial para seguir la competencia desde los smartphones y decidió poner a la venta una edición especial del Galaxy S7 Edge inspirado en el evento.

En una alianza con McDonald’s, Unicef lanzó a nivel global un concurso llamado Amigos Olímpicos, en el que los niños debían grabar un video sobre su vida cotidiana, mostrando los valores que le transmiten los deportes. El material fue subido a Internet y algunos fueron premiados con pasajes a Brasil.

No hay dudas, entonces, que es un momento ideal para expandir la estrategia de contenido en torno a los Juegos. Usando el ingenio, es posible crear contenido extradeportivo ligado a este evento para vender más. Las posibilidades son muchas.

¿Qué es la Regla 40?

Este año, el Comité Olímpico Internacional sorprendió con una extraña norma. Con la excusa de no transformar el evento deportivo en un acontecimiento publicitario, lanzó una serie de reglas que prohíben a empresas y particulares expresarse en redes sociales con hashtags o palabras clave referidas a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. Sólo los sponsors oficiales que pagaron millonadas, como Coca-Cola o McDonald’s, podrán hacerlo.

La regla 40 prohíbe, de esta manera, usar hashtags como #Río2016 o #JuegosOlímpicos, pero también palabras como “juegos”, “oro”, “plata”, “medalla” y hasta “verano” (recordemos que en muchos países del mundo se refieren a este evento como “juegos de verano”).

Los deportistas tampoco escapan de estas reglas: aquéllos que no lo cumplen podrán quedar descalificados de la competencia.

 

Foto: Shutterstock

Comentarios