Compartir

Como en su momento fue Silicon Valley, y años más tarde, Nueva York y Londres, Buenos Aires está buscando posicionarse como una de las ciudades claves en desarrollo de tecnología, más específicamente de aplicaciones móviles.

Desde 2008, la App Economy –es decir, la economía surgida de la industria app- viene creciendo a pasos agigantados. En 2015, ya existían 1,6 millones de aplicaciones para Android y 1,5 millones para Apple.

Y en estas cifras, Argentina tiene mucho que ver: en marzo de 2016, había 33.250 personas en el país pertenecientes a esta economía, según datos otorgados por el economista Michael Mandel, representante de Progressive Policy Institute.

Lisa Besserman, fundadora de Start Up Buenos Aires, coincide en que muchos desarrolladores de Estados Unidos o Europa se inclinan por contratar equipos locales debido a las ventajas que ofrece el país, entre ellas “husos horarios similares, un muy buen nivel de inglés, la creatividad de los argentinos y un costo menor”.

Además, en la Argentina hay cada vez más usuarios de Internet (64.7%) y de banda ancha móvil: más de 13 millones se conectan desde sus smartphones.

¿Qué aplicaciones consumimos?

Si hay producción, es porque también hay un mercado que consume. Y los argentinos somos bastante fans de las apps. Según un estudio de Microsoft Devices, la masiva penetración de los smartphones entre la población se asocia con el creciente uso de aplicaciones que forman parte de la vida cotidiana de muchos argentinos, quienes en promedio tienen descargadas seis apps en sus teléfonos.

Las preferidas por los argentinos son las apps lúdicas (cerca de un 30%). Esto explica por qué la app made in Argentina Preguntados, lideró durante meses el ranking de las más descargadas en App Store.

En segundo lugar, las apps más utilizadas por los argentinos son las sociales (22%), como Facebook, Twitter y Whatsapp, y en tercer lugar, las que resuelven cuestiones de la vida cotidiana (20%).

apps

 

Comentarios