Compartir

Se definió el diseño. Se maquetó el sitio, que luego se programó. Se cargaron los contenidos iniciales y se realizaron las pruebas y chequeos habituales. Todo pareciera indicar que el sitio está listo para ser hosteado, publicado y lanzado a Internet. Pero no: aún restan algunas cuestiones por validar y/o configurar antes de dar el gran paso.

A continuación, un check list que conviene revisar antes de publicar un sitio o un nuevo canal digital.

Dominio: chequear que esté correctamente registrado y, no menos importante, bien asignado.

Url y subdominios: corroborar que la dirección principal, así como también las extensiones el uso del “www”, las redirecciones y los dominios de las sub-páginas estén configurados tal como lo deseamos.

Servidor: revisar que el hosting esté correctamente seteado, de acuerdo a los lenguajes y tecnologías incluidas en nuestro sitio web.

Backup y Migración: analizar si es necesario resguardar o migrar contenidos de un sitio o versión anterior.

Posicionamiento SEO: prever, al menos, las configuraciones básicas para que el sitio logre un mínimo posicionamiento orgánico. Revisar la metadata, el robots txt, las palabras clave, títulos de las páginas, descripciones, etiquetas de las imágenes, etc.

Monitoreo: incluir el código de Google Analytics en el site, para garantizar su monitoreo apenas sea publicado.

Indexación: chequear que el sitio se dio de alta en Google WebMaster y, no menos importante, que Google pueda encontrar y mostrar el site.

Cuentas asociadas: validar que los distintos canales de comunicación estén vinculados a una casilla de correo de la organización, empresa o cuenta.

Roles: definir, anticipadamente, los distintos roles, accesos y permisos que tendrán los usuarios, colaboradores, administradores, etc.

Colaboración: establecer un canal compartido donde estén registrados los accesos, las contraseñas, las cuentas asociadas a los servicios, etc.

Formulario de contacto: realizar pruebas de envíos y recepción de consultas.

Responsive: monitorerar de qué forma carga y se visualiza el sitio en distintos dispositivos, teléfonos, tablets, monitores con diferentes resoluciones, etc.

Una vez que estos puntos están chequeados, configurados, sólo resta delegar DNS.

 

Imagen destacada: Checklist obligado antes de lanzar un sitio. Foto: Shutterstock

Comentarios