Compartir

La personalización de las soluciones digitales, la posibilidad de volver más pormenorizado el trabajo a distancia y el desarrollo de negocios específicos son los principales resultados del impulso y llegada de las apps al mundo empresarial.

Las aplicaciones corporativas son, hoy por hoy, una de las estrellas del mundo IT. Existen, al menos, dos vías alternativas para adquirirlas o incorporarlas a la dinámica de una compañía:

1. Utilizar soluciones ya desarrolladas en el mercado. La elección puede realizarse a través de una consultoría o analizando internamente las opciones disponibles y listas para contratar. En muchos casos este tipo de aplicación permite customizar y personalizar la estética para darle un marco institucional y más cercano a la identidad de marca de la empresa que adquiere el servicio.

2. Desarrollar la aplicación propia. Esta opción supone un análisis previo en pos de definir usos, objetivos y alcances. En esa misma línea, permitirá contar con una solución a medida que contemple los pormenores y características de la empresa y dependerá de las necesidades que se busque satisfacer.

Las aplicaciones desarrolladas especialmente para las empresas permiten, entre otras cosas:

-Trabajar para una misma empresa desde cualquier lugar del mundo.

-Homogeneizar procesos, criterios e información disponible

-Disponer de contenidos e información institucional o comercial on y offline

-Carga y centralización de la información desde diferentes terminales y ubicaciones

-Reducción del tiempo destinado a la carga y al análisis de información (que se distribuye y centraliza)

-Monitoreo en tiempo real de redes, estados del tránsito, conectividad, etc.

-Analizar y evaluar procesos, tiempos y consumos de insumos, materias primas o materiales.

Marketing y posicionamiento de marca

shutterstock_190511636Contar con aplicaciones personalizadas supone, también, una oportunidad dinámica e interactiva para ofrecer a clientes o potenciales clientes, ya sea para la consulta de información o para optimizar la gestión de una consulta.

El valor agregado de las aplicaciones está dado por la posibilidad de brindar movilidad, una gestión eficiente y disponible en tiempo real.

 

Imagen destacada: Shutterstock

 

Comentarios