Compartir

Las nuevas tecnologías modificaron todas (o casi) las actividades, esferas, tareas y rutinas de la vida cotidiana. Los modos de hacer negocios, gestionar las empresas, encarar los emprendimientos y desarrollos comerciales no son ajenos a ese proceso. Por el contrario, la gestión y las estrategias comerciales se basan muchas veces en soluciones y recursos digitales.

El tiempo y el contexto actuales son englobados, muchas veces, bajo la premisa de que vivimos en una “era digital”. Sin detenernos en los diferentes análisis e investigaciones en torno a ese término, podemos tomar como propio y como punto de partida para nuestro análisis el hecho de que cualquier proceso comercial requiere un análisis y una estimación sobre cómo desarrollar una estrategia basada en los nuevos hábitos de consumo. Hábitos que impactan, en diferentes proporciones, los consumos de contenidos, productos y servicios.

Por eso, uno de los principales desafíos en identificar cuáles son las tendencias en el mercado, para definir objetivos, determinar estrategias y emprender acciones en esa dirección.

Contenidos efímeros. En las redes sociales los contenidos tienen una vigencia (máxima) de tres horas. Diseñarlos y producirlos analizando costo/beneficio y el retorno de la inversión es fundamental.

encabezado-negocios-era-digital150 veces por día. Es la cantidad promedio de momentos en los que un usuario consulta su smartphone. Contenidos mobile (y para tablets, claro) son el eje de los consumos actuales.

Video way. Se estima que para 2017 el 70% del consumo de contenidos sea en formato video.

De calidad: la compra online. Las experiencias (exitosas o no) de comercio electrónico de una persona tienen altos niveles de influencia sobre los hábitos de sus contactos.

Comentarios