Compartir

Con la innovación tecnológica, los centros de datos van cambiando sus formas. La ciberseguridad, la computación en la nube y en la niebla (Fog Computing) y la sostenibilidad provocan nuevas tendencias de modelos emergentes de los centros de datos ¿Cuáles son algunos de estos posibles modelos del futuro?

Todas estas tendencias innovadoras están modificando fuertemente el panorama las tecnologías de la información y buscan cambiar el entorno de los centro de datos para mejorar la productividad, reducir costos y aumentar la agilidad.

centro de datos 1

En un informe publicado por Emerson Network Power se presentaron cuatro modelos emergentes de centros de datos, los cuales replantearán la forma en la que trabajarán y funcionarán en el futuro. Son los siguientes:

1) El fuerte de guerra para los datos: la seguridad comienza a ser el enfoque principal a la hora de diseñar un centro de datos, ya que los ataques cibernéticos pueden afectar a todas las empresas, y cada vez son más las oportunidades para los hackers en un contexto donde todo está conectado. La forma de lograrlo es desarrollando centros de datos con desempeño optimizado fuera de red para la información muy confidencial; en algunos casos con equipos de “gerenciamiento térmico” (gestión inteligente del acondicionamiento de aire)  de potencia independiente.

2) La nube de muchas gotas: muchos estudios han indicado que los servidores son, la mayoría de las veces, infrautilizados. Sólo se utiliza un pequeño porcentaje de su capacidad informática y alrededor del 30% de todos los servidores no se aprovecha. En el futuro, las organizaciones pueden contar con modelos de servicios compartidos, vender parte de esa capacidad en exceso y convertirse en parte de la nube.

3) Computación en la niebla (Fog Computing): como respuesta a la enorme cantidad de datos que genera la Internet de las Cosas, la computación en la niebla presentada por Cisco conecta varias redes pequeñas como una gran red con servicios de aplicación distribuidos a través de dispositivos inteligentes y sistemas de informática en el extremo para mejorar la eficiencia y centrar el procesamiento de los datos más cerca de los dispositivos y de las redes.

4) El centro de datos con responsabilidad social corporativa: en muchas organizaciones existe una preocupación por reducir la huella de carbono y generar el menor impacto posible en el medio ambiente. Por eso la industria responde con un mayor uso de energías alternativas, para impulsar un enfoque hacia la sostenibilidad y la responsabilidad corporativa en un esfuerzo por avanzar hacia la neutralidad de carbono.

Fotos: Shutterstock

Compartir
¿Que te pareció la nota?

32

Comentarios