Compartir

Tenemos una idea de negocio y se la contamos a todo el mundo: amigos, familiares, colegas…. Pero, llega el momento de compartirla con inversores y potenciales socios y las palabras parecen no salir de nuestras bocas.

Los nervios, la presión y la ansiedad pueden jugarnos una mala pasada al momento de exponer un proyecto. Pero debemos concentrarnos en transmitir la idea en forma clara, convincente y que no deje lugar a dudas. De hecho, se recomienda que podamos ofrecer un panorama de los objetivos de nuestro negocio y del plan que llevaremos a cabo en cuestión de segundos. De ahí, el concepto de “elevator pitch”, es decir, el desafío de poder vender una idea en una fugaz charla de ascensor.

¿Es fácil? Por supuesto que no. El armado de un pitch es un proceso crítico no sólo por su importancia, sino porque obliga al emprendedor a no quedarse encerrado en su idea, a modificarla de acuerdo al feedback y a recibir críticas.

Karen Mirkin, gerente de Desarrollo de negocios de la filial local de Wayra, la acelaradora de Telefónica, da algunos consejos en base a su mirada experta : “Cuando selecciono startups utilizo una serie de criterios. En primer lugar, hago foco en el equipo, no solo en la estrategia sino en la capacidad de ejecución, y que tan bien está balanceado. En segundo lugar, es importante saber cuál es la estrategia de mercado que están viendo y que la misma sea regional o global, luego el producto y la puesta de valor, y cuáles son las métricas que lo vuelven sustentable en el largo plazo.”

“A medida que el emprendedor va madurando su propuesta de valor, va teniendo una respuesta del mercado y va teniendo una planificación estratégica, toda esa claridad que tiene sobre el largo plazo de la empresa se traslada a la claridad que tiene su mensaje”, agrega Mirkin en una nota con Infotechnology.

7 secretos para hacer un pitch exitoso

Además, hay otras claves para armar un buen pitch.

  • No es una ciencia exacta, siempre se puede innovar y probar cosas nuevas. Los videos de conferencias y presentaciones subidos a YouTube son una buena ayuda para inspirarnos y armar nuestro discurso.
  • Contar una buena historia ayuda, pero no debemos relajarnos. Si la historia es vacía, sin un buen producto que la sostenga, no servirá de mucho.
  • Es clave entender y conocer a fondo el mercado en el cual insertaremos nuestro producto o servicio.
  • Definir una estrategia para conseguir nuevos clientes (y una estimación de cuánto costará hacerlo), así como para retenerlos.
  • Presentar un plan sólido de cómo se administrará el dinero que nos darán los inversionistas.
  • La actitud es clave. Es imprescindible que te muestres carismático y seguro de tu producto. También hay que mostrarse flexible y abierto a los cambios.
  • Otorgá un panorama sólido y específico para tu negocio. En este caso, menos es más.

Acá también, algunos consejos para hacer un video pitch:

Foto: Shutterstock

Comentarios