Internet, sinónimo de oportunidad de negocios

2228
Compartir

ejecutivo mundialEn el trabajo, en casa, en los bares, incluso en transportes públicos, la conexión a Internet ya forma parte de la cotidianeidad. Y esto no sólo tiene que ver con la demanda de los usuarios de a pie, sino también con los objetivos, planes y modos de trabajar de empresas y pequeñas oficinas.

Poco a poco las organizaciones actualizan sus sistemas o adquieren diversas aplicaciones para poder trabajar conectados y gestionar proyectos, en forma independiente de la localización física de sus trabajadores.

Los datos brindados por Prince Consulting son elocuentes: 32 millones de usuarios navegan a diario por Internet sólo en la Argentina. Es decir que las tres cuartas partes de nuestro país está conectada. Esta información sumada al estudio realizado por  ComScore, donde se comprobó que los argentinos pasan 10 horas por día conectados a las redes sociales, explica la necesidad de encontrar dispositivos y espacios con plena conectividad.

Efectos en los modos de vender, comprar y mostrarse

Negocio en Red: la demanda exigida por los consumidores provocó una adaptación comercial. Aquellas empresas dedicadas a brindar diferentes servicios han encontrado en las redes sociales un nuevo punto de contacto más específico con sus clientes.

Con la apertura de estos canales de comunicación, los departamentos de marketing descubrieron la fidelización a través de la interacción. Ya sea por medio de sorteos y premios, realizados a través de diferentes aplicaciones o respondiendo de manera rápida y puntual, los objetivos parecen ser unidireccionales: que el cliente no deba abandonar su laptop, el teléfono celular o el dispositivo que le permita conectarse a Internet para poder resolver el problema o la consulta.

Los tiempos de omnipresencia de “lo online” obligaron a las empresas a una adaptación constante a las nuevas oportunidades de negocios en busca de satisfacer las demandas de los clientes. A la vez que suponen nuevos desafíos para emprendedores. El mapa se modifica y cambia las ecuaciones constantemente: la digital-evolución parece ser la clave para la supervivencia de los negocios.

 

 

 

 

 

Comentarios