Compartir

La nube es una de los esquemas a los que una empresa puede apelar tanto para reducir costos como para generar fluidez en los procesos. Y si bien son cada vez más las compañías que deciden dar este salto, también es real que muchas lo hacen con cierta desconfianza o preocupados por la posibilidad de perder datos.

Según el estudio Know Your Cloud realizado por Intel Security, entre las las principales inquietudes de las empresas relacionadas con el cloud computing figuran la fuga de datos (73%); el control del acceso y la autentificación (66%), el monitoreo de la seguridad, la administración de incidentes y su visibilidad (55%).

nube infografia

Los “temores” no son infundados. La mayoría de los datos almacenados en la nube suelen ser de los más sensibles de una empresa y son fundamentales para su negocio. Así lo demuestra la encuesta Orchestrating security in the cloud elaborado por SANS Institute, en 2015: la mayoría de los datos almacenados en forma cloud están relacionados con la inteligencia de negocios e información financiera y contable.

Por lo tanto, los servicios que una empresa tenga en la nube deben contar con una administración y una seguridad similar a la de cualquier solución tecnológica, por medio de herramientas, servicios, monitoreo y políticas de seguridad.

Además, hay que tener en cuenta que aunque una empresa no tenga planeado utilizar los servicios de nube, probablemente sus empleados sí lo harán. Por eso es necesario contar con una área de IT o algún referente externo que haga evaluaciones de los procesos de negocio, las aplicaciones empresariales y de los datos existentes de acuerdo con la importancia que tengan en la organización.

Después de esa evaluación deberá crear una política para usar la nube, en la cual conviene tener una explicación muy precisa de lo que sí puede ser “subido” a la nube y de lo que no está permitido en la organización.

Además, si tu empresa o negocio ya decidió comenzar a migrar a la nube una recomendación importante es verificar que su seguridad interna esté optimizada al 100% para evitar que la red de su empresa sea vulnerable.

Otra recomendación para estar más seguros en la nube es realizar periódicamente back ups de la información no sólo con un servicio en la nube como Terabox (para volúmenes de datos chicos), así como también en discos físicos o servidores propios.

También se aconseja no usar passwords obvios, tener una amplia variedad de claves y evitar vincular cuentas entre sí.

Compartir
¿Que te pareció la nota?

64

Comentarios