Día del Medio Ambiente: crear un negocio verde y rentable es posible

796
Compartir

Cuidado del medio ambiente y rentabilidad no son opuestos. Por el contrario, poner en marcha una estrategia de sustentabilidad representa una oportunidad para hacer crecer cualquier negocio. Y esto vale no sólo para las grandes empresas, sino también para medianos y pequeños emprendimientos.

Cada vez más consumidores prefieren marcas que respeten el medio ambiente. Muchos estudios, incluso, afirman que los “consumidores verdes” están dispuestos a pagar entre un 15 y un 20% más por productos ecológicos.

Sin embargo, una empresa sustentable no es solamente aquella que vende un producto o servicio “verde”. Se trata de empresas que toman una estrategia de crecimiento bajo tres ejes: el económico (generando rentabilidad en el tiempo); el social (beneficiando a comunidades) y el ambiental (reduciendo al mínimo el impacto).

¿Cómo renovar la estrategia de tu negocio para convertirla en un emprendimiento 100% ecológico y, a la vez, productivo? En el Día del Medio Ambiente, te damos algunas medidas a seguir:

  • Desarrollá una cultura de sustentabilidad: mediante capacitaciones y programas destinados a tu equipo de trabajo, formá hábitos dentro de la organización que sean amigables con el medio ambiente. Establecé límites máximos en el uso de recursos, tales como papel de oficina, artículos de plástico, agua y productos de limpieza.
  • En esta línea, incentivá un uso responsable de la energía. Es clave evitar que queden luces, computadoras o aires acondicionados prendidos fuera de horario laboral. También podés instalar lámparas que se enciendan cuando detecten la presencia de alguien.
  • Si tu empresa utiliza vehículos, diseñá un plan para reducir su uso. Mejorá las rutas y la logística de viajes. Muchas empresas, adoptaron el teletrabajo algún día a la semana para evitar que sus empleados viajen todos los días. Otras, premian a los trabajadores que llegan en bicicleta.
  • Utilizá materiales reciclados y materias primas biodegradables dentro de los procesos de tu empresa y pautá reuniones con proveedores para que implementen medidas sostenibles.
  • Reducí la generación de residuos sólidos. Instalar entre el equipo de trabajo la clasificación de residuos. Averiguá qué hacer con los residuos tecnológicos: podés donarlos en el caso que funcionen o entregarlos a empresas que se dedican a reciclar este tipo de basura.
  • No basta con pintar de verde los productos y las instalaciones de tu empresa, lleva a cabo acciones concretas que disminuyan realmente el impacto ambiental.
  • Utilizá muebles y materiales reciclados para decorar y ambientar tu negocio y/o espacio de trabajo. Acá, algunas ideas.

Comentarios
x

¿Querés saber lo último de tecnología?