E-commerce, claves para armar una estrategia de venta exitosa

1733
Compartir

e-commerce

Los consumidores están cambiando considerablemente sus hábitos de compra. En paralelo con el uso de dispositivos móviles con conexión inalámbrica, el e-commerce creció enormemente durante el 2013 en nuestro país (ver gráfico de crecimiento).

Por esta razón, ninguna emprendimiento que ofrezca productos o servicios puede darse el lujo de no vender en Internet. Qué hay que tener en cuenta para tener éxito en el e-commerce:

1. Diseñar un sitio agradable y de carga rápida. Para lograr un buen diseño, no hace falta apelar a la superposiciòn de elementos y colores estridentes. Al contrario, un sitio institucional debe ser sencillo y agradable a la vista (uno de los sitios con más éxito es Google y su diseño es súper minimalista). A su vez, el contenido tiene que ser identificado rápidamente en una primera y rápida lectura y la navegación debe ser simple. Otro de  los factores fundamentales es la rapidez de la carga de contenidos: según un estudio realizado por Google, los usuarios no esperan más de tres segundos para que una página cargue.

2. Estrategia multicanal de ventas. Es un error común creer que un canal de ventas puede perjudicar a otro. Lo ideal es crear un plan que combine canales de venta offline con los online. De esta forma se logrará fomentar las ventas y fidelizar a clientes con diferentes perfiles y hábitos de compra.

3. Aprovechar las redes sociales. Si de fidelización hablamos, uno de los mejores lugares para generarla son las redes sociales. Por supuesto que toda acción que se haga dentro de ellas tiene que estar inmerso en un plan de marketing y en la estrategia e-commerce.
Para encarar una estrategia de posicionamiento en redes sociales, no hay que perder de vista uno de los principales postulados del social media marketing: evitar hablar únicamente de la empresa y de los productos o servicios que se ofrecen. Lo fundamental de las redes sociales es la interacción y para atraer la atención de los usuarios lo mejor es crear todo tipo de contenidos. Otra buena alternativa es que los consumidores puedan compartir el producto en sus redes sociales. En muchos casos, antes de comprar suelen pedir la opinión de sus amigos.

4. Valor agregado. Salvo casos excepcionales, existen varias empresas que venden el mismo producto o servicio que el nuestro. Por eso, es fundamental que el cliente perciba un beneficio “extra” en la propuesta que se le ofrece. Brindar contenido con información relevante y especializado, descuentos o promociones, son formas de agregar ese plus.

5. Ofrecer seguridad y diferentes formas de pago. Otro de los pilares de la venta online es la seguridad que tiene el cliente a la hora de pagar. Si bien las prácticas de compra a través de Internet están cada vez más instaladas, todavía son algo nuevo para muchos a los que completar formularios con la información de la tarjeta de crédito puede generarles resquemores. De ahí, la importancia de ofrecer otros medios de pago como abonar al momento de la entrega o hacerlo por canales de cobranza extra-bancarios como Rapipago o PagoFácil.

BonusTrack: rapidez de respuesta. Tanto antes como después de una venta, es fundamental estar atentos a las dudas y consultas del cliente. Antes de comprar, todos tienen preguntas. Mientras más canales para poder solucionar sus inconvenientes existan, mejor.

Comentarios
x

¿Querés saber lo último de tecnología?