E-commerce en alza, una oportunidad para emprendedores

1018
Compartir

Durante el año pasado, se estima que alrededor de 14 millones de personas realizaron compras a través de Internet en Argentina. El promedio de gasto de casa uno asciende a los $2864. La totalidad de transacciones electrónicas representa la abultada suma de los 40.100 millones de pesos., según el informe de la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE).

Algunas causas posibles para explicar el crecimiento de este tipo de operaciones son el incremento de soluciones integrales y de fácil implementación por parte de las empresas, el consecuente aumento de negocios que tienen tiendas online, la facilidad de adquirir productos a toda hora y en todo lugar, y la posibilidad de pagar con tarjeta de crédito, entre otras cosas.

La incorporación de tendencias y prácticas internacionales (tales como el lanzamiento de promociones o “hotsales”, los descuentos propios del Black Friday o Cyber Monday) también colaboran a la expansión de estas prácticas.

Las elecciones de los argentinos a la hora de comprar

El turismo, el principal rubro del comercio electrónico argentino. Foto: Competitividad Turística
El turismo, el principal rubro del comercio electrónico argentino. Foto: Competitividad Turística

Turismo, la estrella del e-commerce argentino. Es rubro que más consumos online genera, cuya facturación ronda los 9900 millones de pesos. Durante 2014, el importe correspondiente a la compra online de paquetes y servicios para viajar subió un 51,4%.

El rubro de consumo que más creció durante el año pasado, con un 104% más de transacciones, fue el de indumentaria. La posibilidad de adquirir diferentes prendas, de distintos orígenes y diseñadores prácticamente en simultáneo y sin limitaciones espaciales, parece ser la clave de este crecimiento.

En un segundo escalafón se ubican los electrodomésticos (cuyo consumo creció un 91%) y los productos e indumentaria deportiva (89%).

Una oportunidad para los emprendedores

El incremento de la confianza de los consumidores y la familiaridad con el e-commerce supone una posibilidad de crecimiento y expansión para emprendedores y nuevos empresarios.

Brindar facilidades de pago, de adquisición, de logística y distribución de productos, así como plazos de entrega más o menos flexibles son diferenciales que atraen a los consumidores y potenciales clientes.

Se trata de un servicio adicional (que debe buscar ser intuitivo, sencillo y claro) y una oportunidad de llegar a mercados más alejados del espacio de producción.

 

Comentarios