E-mail Marketing: consejos para una campaña exitosa

1645
E mail marketing
Compartir

Si bien para estas cuestiones no existen fórmulas matemáticas, a la hora de realizar una acción de e-mail marketing (¿Qué es?) no se puede perder de vista algunos factores que, sin lugar a dudas, mejoraran la efectividad de campaña. A continuación, cinco tips para tener en cuenta:

1. Lo primordial es contar con una base de datos “limpia” y pertinente. No por realizar un envío a miles de correos se va a lograr un mejor open rate –porcentaje de usuarios que recibieron el mail y lo abrieron-.

En este punto es fundamental que se corrobore que las direcciones de correo electrónico estén bien pero, además, es esencial definir bien el público al que irá dirigida la campaña. Por ejemplo, si una Universidad realiza una acción para la inscripción en las materias del próximo semestre, el mail debería ir dirigido a alumnos regulares. Los graduados o quienes dejaron de cursar –que seguramente siguen en la base de datos-, descartarán el mail automáticamente.

2. Contenido relevante. Como todo mensaje que se envíe desde una empresa, las comunicaciones tienen que tener información importante para el target al que estará dirigida la acción de e-mail marketing. Por supuesto que, además, el contenido del correo deberá estar muy bien resumido en no más de cuatro o cinco palabras en el asunto del envío.

Siempre respetando la identidad visual, el mail que se envíe no tiene que depender exclusivamente de una imagen. Si bien es mucho más atractivo, muchas veces los clientes de mail no permiten verlas hasta que el usuario indique lo contrario. Por ello, lo ideal es combinar texto e imagen.

3. No caer en la bandeja de spam. Existen varios factores que harán que un correo masivo pueda caer en la bandeja de correo basura. Para que esto no ocurra es fundamental elegir cuidadosamente las palabras que se pondrán en el “asunto”. Gratis, sexo, oferta, descuento, son algunos ejemplos de lo que no hay que utilizar –en este aspecto se puede consultar con el listado de los términos prohibidos, más conocido como “Spam words”. Esto se debe a que los clientes de correo utilizan sistemas de detección automatizados para analizar patrones y predecir qué tipo de mensajes pueden ser fraudulentos o potencialmente dañinos.

Otro consejo para que nuestro envío no sea considerado contenido basura es no utilizar direcciones como “noreply@nombredelamepresa.com”. Los servicios de correos se suelen nutrir de la interacción entre emisor-receptor a la hora de decidir a qué bandeja va el correo. Por eso es importante estimular ese feedback.

4. Tener en cuenta el día y el horario del envío. En este punto no existe una fórmula exacta para detectar cuál es el mejor momento para realizar la campaña ya que depende exclusivamente de la empresa y del perfil de su target. Lo aconsejable es realizar pruebas con distintos días y horarios –así como de tipos de contenidos- y analizar los resultados de cada acción. Con esos datos, se podrá definir qué momento es ideal para enviar un newsletter o cuándo una promoción.

Un estudio recientemente realizado por emBlue, una empresa que ofrece software de envíos masivos de mail, demostró que el 99% de las campañas son enviadas entre el lunes y el viernes. Por lo que, siempre que el mensaje sea pertinente, el fin de semana sería una gran oportunidad de enviar la campaña ya que el destinatario, casi con seguridad, no recibirá tanta cantidad de correos los sábados y los domingos.

5. Utilizar un buen proveedor de envíos masivos. Este punto es importante por dos cuestiones: la primera tiene que ver con que los clientes de correo electrónico también tiene en cuenta la reputación del IP o el dominio desde el cual se realiza el envío para definir qué es spam y qué no. La segunda es que existen algunos proveedores que no funcionan del todo bien por lo que no se garantiza que el correo llegue a destino.

En este aspecto se recomiendan tres opciones: emBlue, una de los más confiables; MailChimp o EnvialoSimple.

Comentarios
x

¿Querés saber lo último de tecnología?