Compartir

En Argentina, se sabe, conviven un alto uso de pagos en efectivo (casi el 80%) y bajos niveles de bancarización. Tal vez justamente por eso los teléfonos celulares sean el próximo atajo hacia un modelos digitales de compra, o el mobile shopping.

Las marcas saben de la importancia de los smartphones en el consumo: los usuarios utilizan sus dispositivos para indagar sobre productos de interés, comparar precios, ver reviews y hasta concretar las compras a través de apps o sitios responsive.  Pero lo mobile podría ir un paso más.

Hace tiempo las principales empresas tecnológicas vienen trabajando en sistemas de pago mobile; similar al cobro por tarjeta de débito, pero utilizando el celular como billetera digital: Apple Pay, Samsung Pay y Android Pay son las más conocidas.

En Estados Unidos, por ejemplo, ya existen más de 200.000 comercios que utilizan Apple Pay. En tanto, mercados latinoamericanos registran ya un 57% de compras vía smartphones y casi un 41% a través de tablets. Claro que mayormente las operaciones refieren a compras de apps (en las tiendas de los dispositivos) o en canales mobile (m-commerce)  de las plataformas más conocidas,  o bien el uso del home banking desde los teléfonos.

Distinto es el planteo de la experiencia de comprar on line directamente con el teléfono. O incluso transferir dinero entre dispositivos. Distintas firmas especializadas indicaron a El Cronista Comercial que esta modalidad llegaría a la Argentina en 2017.

De acuerdo con la MMA, los usuarios generan en promedio más de 150 interacciones diarias con sus teléfonos, con un total de 166 minutos (muy por encima de los 104 minutos de la TV, por ejemplo). En Argentina, el mercado registró a principios de 2015 más de 53 millones de líneas (una penetración del 140%), de los cuales 13 millones son smartphones.

Tendencias en mobile payment

Foto destacada: Shutterstock.

Compartir
¿Que te pareció la nota?

95

Comentarios