Compartir

 

Diego Delia, el creador del guante
Diego Delia, el creador del guante

Hace algunos años, allá por 2012, un médico y anestesista argentino empezó a delinear un prototipo que previniera (y evitara) la muerte súbita en los recién nacidos. Poco tiempo después, Diego Delia tiene listo el segundo prototipo de un guante que detecta la baja del oxígeno en sangre y la merma de las pulsaciones de los bebés. Un auténtico wereable made in Argentina.

El emprendedor argentino, que ya patentó la idea en Estados Unidos y Nueva Zelanda, prevé la salida al mercado del dispositivo para 2016.

El “Anti-SIDS Device” (tal es el nombre del weareable en Argentina) de la propia experiencia de Diego, quien sufre de apneas de sueño. El creador del guante cuenta que empezó a investigar posibles soluciones para mejorar su descanso nocturno e identificó que la apnea en adultos (interrupción de la irrigación de oxígeno) es muy similar a la de los bebés.

A partir de eso inició el desarrollo de un prototipo de guante que se le pone al bebé y que provoca una estimulación que hace reaccionar y mover al niño en aquellos momentos en los que disminuye la oxigenación o la frecuencia cardíaca. Así, sin molestar (ni despertar) al bebé, el guante busca evitar la muerte súbita de los lactantes cuando duermen.

La tecnología comenzará a ser probado en el país. Delia afirma que hay empresas interesadas en desarrollar el producto y que, además, la idea es brindar una aplicación para celulares que permita a los padres detectar si sus  hijos tienen problemas de oxigenación durante el sueño.

Tecnología al servicio de la salud y la prevención

Existen diferentes tipos de dispositivos para llevar en el cuerpo y ayudar a la prevención de enfermedades y al desarrollo de un correcto tratamiento. Pero, además, existen versiones que permiten dotar a las personas con diferentes tipos d discapacidad de sentidos y experiencias.

Los ejemplares más conocidos de este tipo de dispositivos se utilizan para controlar la presión arterial. Pero, actualmente, existen en el mercado desarrollos tecnológicos mucho más vastos. SE trata de píldoras digitales para controlar la ingesta adecuada de medicamentos, pulseras para medir los niveles de azúcar en sangre, implantes dactilares para personas ciegas que convierten textos en sonidos, o  corpiños que previenen el cáncer de mama a través de sensores de calor.

 

Comentarios