Email marketing, “el sobreviviente”: las claves para vender más por correo

809
email marketing
Compartir

¿Que ya nadie le presta atención? ¿Que los más jóvenes se comunican sólo por Whatsapp p por “inbox” de Facebook? Aunque muchos insisten en darlo por muerto, el correo electrónico continúa como una poderosa herramienta de makerting y ventas.

Es cierto que los usuarios de Internet, cada vez más, desestiman y no llegan ni siquiera a abrir estos mensajes por temor a engaños o, simplemente, porque les llegan decenas de estos mails por día y los borran casi sin leer el asunto. ¿Qué podemos hacer, entonces, para captar la atención de nuestros potenciales clientes y no pasar desapercibidos?

El primer paso es no subestimar esta herramienta. Según una encuesta realizada por Marketing Sherpa, sigue siendo la forma en que los consumidores prefieren que las marcas se comuniquen con ellos. Así lo muestra este gráfico:

¿Cuál es el primer paso? Para arrancar con una estrategia de email marketing tenemos que crear una dirección de mail corporativo: un “@tuempresa.com” generará mucha más confianza que si usamos una casilla genérica (como @gmail.com o @hotmail.com). Además de brindarle mayor seriedad y veracidad acerca del remitente, aleja la posibilidad de que nuestro envío sea identificado como spam.

Un toque personal

Una campaña de email marketing muestra mejores resultados cuando se generan contenidos relevantes que permitan nutrir vínculos con clientes potenciales y actuales, dándoles un valor agregado, información interesante y los guíen hacia la compra.

Siempre es recomendable que estos mensajes se comprendan a primera vista. Cuanto más concisos, claros y simples; más efectivos son.

Otra estrategia para generar empatía con el receptor es personalizar el mail. Es una de las tendencias más claras de 2017 y que marcará el rumbo del email marketing durante 2018. La personalización puede ir desde lo más básico -como incluir el nombre del receptor- a opciones más elaboradas, como el contenido dinámico.

Se trata de cambiar el contenido del mensaje de acuerdo a los intereses de los suscriptores. Incluso se puede adaptar el mail según la localización del receptor o el clima del lugar donde se encuentre.

Visual e interactivo

Por otro lado, las estrategias de email marketing se está haciendo cada vez más visual e interactivo. Por lo tanto incluir GIFs animados, videos, encuestas, galerías de imágenes siempre darán un valor agregado.

Y -nunca está de más decirlo- que sean mobile.  Al igual que los  sitios web, los mails deben ser responsive, es decir, que puedan visualizarse sin problemas desde un smartphone o una tablet.

El envío

Una vez que ya tenemos el contenido optimizado, debemos plantearnos cómo realizar el envío. Lo mejor siempre es contratar una plataforma de email marketing. Se trata de soluciones que, por lo general, están diseñados para integrar todo el ciclo de una campaña, desde la selección de los remitentes hasta la evaluación de los resultados, pasando por el diseño y el envío en sí mismo.

Existen varias opciones en el mercado. EmBlue, por ejemplo, es una solución completa que automatiza gran parte del trabajo y brinda información detallada sobre el resultado de campañas de promoción y fidelización.

Esta plataforma además se integra con otras aplicaciones CRM e e-commerce (como MercadoShops, Salesforce, Survey Monkey, etc.) que permite ampliar la base de datos con  información recolectada en otros canales y accionar de manera holística y proactiva.

Esta mejor gestión de la base de datos aumentará el rendimiento de tus envíos, disminuirá la cantidad de rebotes y te permitirá hablarles a las personas indicadas. Por ejemplo, si necesitás hacer una encuesta a proveedores, no tiene ningún sentido enviarla a toda tu base de datos.

Customer Journey

Al desarrollar la estrategia de email marketing, es importante tener siempre en mente que en el proceso de compra los clientes pasan por varias etapas. Primero, está el emergente de un posible problema o necesidad, y buscan información para darle nombre (etapa de búsqueda). Luego, lo definen y exploran opciones para resolverlo (etapa de consideración). Y luego eligen una estrategia para solucionar el problema (etapa de decisión). La clave estará en identificar, según mi oferta, en qué etapa conviene impactar en el segmento.

Según la encuesta “Quarterly Digital Intelligence Briefing: The Multichannel Reality“, publicada por Econsultancy y Adobe, el 42% de los consultados afirma que el email juega un rol central en las fases de retención del customer journey, mientras que en las de conversión supone un 30%.

Etapas proceso de compra

Compartir
¿Que te pareció la nota?

69

Comentarios
x

¿Querés saber lo último de tecnología?