Compartir

Probablemente la oficina sea el lugar en el que más tiempo pasamos en la semana. Y nuestros compañeros de equipo son testigos directos en esa convivencia que, a veces, puede ser crítica para el clima laboral. Un buen ambiente de trabajo es clave para cualquier empresa o emprendimiento; por eso resulta vital la presencia de referentes que sepan y puedan lidiar con situaciones de conflicto. Se busca a los “líderes”.

¿Quiénes son los más aptos para asumir esa responsabilidad? En general se suele señalar a la dueña, al gerente general o al jefe de turno como los indicados. Se los concibe como “líderes”, partiendo de una primera confusión: mezclar el cargo con un rol. Los puestos en las organizaciones pueden ser ocupados por distintos tipos de personas, pero leer un organigrama no da cuenta de cómo funcionan esos equipos.

Pueden encontrarse distintos tipos de liderazgo, entre los puestos rasos, los mandos medios y, muchas veces, en lugares decisores. El lider no es necesariamente el que manda o se ubica arriba en los escalafones jerárquicos, sino aquel que inspira, guía o motiva a los demás (ver la charla TED de Simon Sinek: “Cómo los grandes líderes inspiran”).

Existen distintos tipos de liderazgos: los llamados “naturales”, aquellos autocráticos, hasta los liderazgos situaciones y laterales (ver más). Cada uno tiene sus propias caractacterísticas, pros y contras, y una misma persona puede apelar a distintos liderazgos de acuerdo a la situación, características del equipo, prioridades, personalidades, entre otros factores.

¿Pero cómo inciden estos tipos de liderazgos en situaciones de conflicto?

Cinco estilos

Más allá de los distintos tipos, un líder a considerar debería tener la capacidad de resolver las problemáticas que se presentan de la mejor forma. Los autores Thomas-Kilmann, un clásico de la temática, identifican cinco estilos en el manejo de conflictos.  Incluso confeccionaron una suerte de test para identificar en qué categoría cabe cada persona.

Los cinco estilos del manejo de conflicto son:

  • Competencia: pone énfasis en losgrar sus propias metas e intereses. Está orientada a la acción y utiliza la posición o el estatus para obtener lo que se desea.
  • Compromiso: le presta atención a las preocupaciones de todos e identidica soluciones mutuamente beneficiosas o aceptables que satisfagan al grupo. Funciona adecuadamente ante limitaciones de tiempo o si se precisa una solución temporal.
  • Evasión: se caracteriza por no lidiar con el conflicto a ningún nivel observable. No se persigue ni el propio interés ni el de los demás.
  • Colaboración: pone énfasis en los intereses de todas las partes. Respresenta el mejor comportamiento dominante. Es acertivo y da apoyo. Cuando hay colaboración se trabaja para lograr un resultado que funcione para todos los involucrados.
  • Acomodo:  coopera para satisfacer solo los deseos de los demás, y no hace nada para satisfacer los propios.

19-11-2009-19-08-31

Además, los líderes cuentan con diversas características: interactúan constantemente con sus equipos de trabajo, brindan apoyo, generan entusiasmo, y en el caso de que se cometan errores ayudan a repararlos.

En conclusión, los líderes son los que tienen la capacidad para resolver conflictos de forma más eficaz ya que cuentan con diversas habilidades para encontrar una solución óptima y contentar a todas las partes implicadas.

TEST THOMAS-KILMANN: ¿Cuál es tu estilo de liderazgo para manejar conflictos?

Líderes como director de orquesta y un bonus track

Siempre, Homero
Compartir
¿Que te pareció la nota?

19

Comentarios