Compartir

¿Podría haber surgido un Steve Jobs en Nigeria? ¿Tiene la chance un emprendimiento de Chipre de llegar a competir en las grandes ligas contra un Netflix, o un Amazon o similar? ¿Puede surgir el próximo Google por estas pampas?

En general se asocia a esos emergentes de innovación con el ecosistema de Sillicon Valley y la potencia de los Estados Unidos en la economía global. Se sabe, además, de la importancia que tiene el estado y muchas aceleradoras para fomentar estas innovaciones.

De hecho, existen varios célebres ejemplos nacido fuera del territorio californiano: Spotify (Suecia), BlackBerry-RIM (Canadá), Skype (Dinamarca), Last.Fm (Inglaterra) o Waze (Israel).

¿Y dónde quedan las start ups argentinas en ese panorama? A cualquiera que se le pregunte por referencias locales seguramente empiece por los casos de Mercado Libre, Despegar, Globant y OLX. Estas empresas no sólo lograron expandir su actividad más allá de las fronteras del país, sino que superaron los US$ 1000 millones de valuación, lo que las convierte en empresas “unicornio” (se las llama así porque hace unos años parecía un mito o fantasía que una startup digital pudiera superar ese valor de mercado).

¿Nuevos unicornios?

Pero, aunque son las más grandes, no son las únicas startups que vienen pisando fuerte y que tienen un futuro más que prometedor. Según un reciente estudio privado auspiciado por el BID, hay 23 startups argentinas con un valor de entre US$ 25 millones y US$ 1000 millones que se perfilan para competir a la par de las grandes empresas tecnológicas globales.

Algunas de ellas son Etermax -la empresa de videojuegos creadora de Preguntados-, Taringa (valuadas en más de US$ 500 millones y menos de US$ 1000 millones); Iguanafix, InvertirOnline, Navent, Onapsis, Qubit.tv y Satellogic (valuadas en más de US$ 100 millones y menos de US$ 500 millones).

Por último, valuadas en menos de US$ 100 millones aparecen Auth0, Restorando, Afluenta, Bluesmart, Technisys, Afluenta, Agrofy, GoIntegro, Jampp y VU, según destaca también Clarín entre sus páginas.

Según el estudio del BID, se trata de startups innovadoras, disruptivas, que ocupan nuevos nichos de mercado y que nacen con una vocación global. Y muchas de estas iniciativas encuentran cobijo en las propuestas de Wayra Argentina como plataforma de despegue.

“La mayoría de esta nueva camada de emprendimientos está basada en Internet, pero abarcan otros rubros como biotecnología, medicina digital, energías renovables, seguridad informática y tecnología espacial, entre otros”, reseña el informe Tecnolatinas, elaborado por la consultora Surfing Tsunamis  y el fondo de inversión NXTP Labs.

Argentina, en la región

Del mismo informe también se desprende que Argentina es el segundo país que concentra más “tecnolatinas”, después de Brasil.

Las empresas tecnológicas de la región dependen de una serie de factores para crecer, “entre ellos, una barrera de entrada muy baja a un extenso mercado regional, talento calificado, un creciente interés en el emprendedurismo como una opción de carrera, ecosistemas cada vez más amigables y mejor financiados, casos de éxito inspiradores y la multiplicación de nuevos espacios de oportunidades estimulados por el nacimiento de nuevas tecnologías”, se explica en el estudio.

Y sigue: “Por suerte, hoy en día los emprendedores de América Latina tienen acceso a casi la misma información, herramientas y clientes que sus pares en otros lugares. Además, el costo y tiempo requeridos para testear nuevos conceptos y para construir y escalar una startup se han reducido dramáticamente”.

Foto: Shutterstock

Comentarios