Compartir

Desde este espacio habíamos contando, hace un tiempo, que algunos especialistas aseguran que el mail está en vías de extinción. Entonces decíamos que la llamada “Generación Z” (los chicos entre 12 y 17 años) lo consideraba algo del pasado y algunas compañías, desde ese entonces, ya estaban canalizando las comunicaciones internas a través de herramientas de mensajería como Yammer o herramientas de gamification como Joincube, deshaciéndose del correo electrónico.

Quien también puso el ojo en esta tendencia fue Mark Zuckerberg. Este mes Facebook lanzó Workplace, una plataforma que empezaron a desarrollar en 2014 (entonces llamada “Facebook at Work”), con el foco puesto en mejorar la productividad de organizaciones. Para lograr su objetivo, concentra todas las comunicaciones de la compañía en una sola herramienta de manera más organizada y sin ninguna distracción como pueden ser los correos basura o la publicidad.

La diferencia de Workplace en relación a Slack, HipChat o Yammer (otras herramientas similares) es la similitud visual que tiene con Facebook, tanto en el diseño como las funcionalidades, aunque sin publicidades. De esta manera, los empleados pueden comenzar a utilizar una herramienta con la que ya están familiarizados y no deben aprender nada nuevo.

El muro personal, el timeline, la posibilidad de crear grupos (puede ser proyectos, por sectores, etc.) y eventos, mandar mensajes privados, llamadas o videoconferencias son algunas de las tantas funcionalidades de Facebook que se mantienen en Workplace. Además, se pueden enviar archivos, asignar tareas, crear encuestas o invitar a participar de un evento o grupo a miembros de otras organizaciones.

A su vez, cuenta con un panel de control para gestionar la plataforma y donde se pueden encontrar algunas estadísticas sobre el uso de la plataforma. Desde Facebook informaron que la herramienta cumple con todas las normas de seguridad y protección de datos de Europa y con “Privacy Shield”. A su vez, aseguran que todos los datos que se generen son propiedad exclusiva de la empresa y que no tiene ningún vínculo con el perfil en la red social, con lo que se evita que se filtre información.

Tres dólares al mes por usuario para empresas con menos de 1.000 empleados, es el valor de Workplace. Esta cifra se reduce a dos si la compañía tiene más empleados y a un dólar si superan los 10.000 trabajadores. Se puede acceder desde cualquier PC o bien descargar la app para Android e iOS.

Compartir
¿Que te pareció la nota?

20

Comentarios