De exportación: ideas argentinas que se convirtieron en grandes negocios

821
Compartir

Detrás de todo gran negocio hay una gran idea, que primero nace tímidamente pero que, en muchas ocasiones, termina convirtiéndose en un emprendimiento que crece y crece hasta generar unos cuantos millones. Los campos de la tecnología y de la web son el caldo de cultivo para estas pequeñas grandes ideas. Y sino, pregúntenle a Mark Zuckerberg.

En el caso de Argentina, Marcos Galperín es el emblema de estos jóvenes emprendedores que vieron un nicho vacío y decidieron explotarlo. Hace años fundó Mercado Libre y hoy la empresa ya suma 73,2 millones de usuarios.

SocialMetrix es otro ejemplo: en 2007 Martín Enríquez notó que las marcas comenzaban a necesitar saber qué se decía de ellas en la web. En base a esto, creó una tecnología que monitorea y analiza la información de BlackBerry y Fiat, entre otras empresas líderes del mercado. Hoy está instalada en cuatro países de la región.

Internet creó también un entorno para la inseguridad informática, que el software de Onapsis busca prevenir en plataformas SAP. La solución de Víctor Montero y Mariano Núñez atrajo, entre otros, a la US Army, Siemens y Sony. Basados en Buenos Aires y Boston, Montero y Núñez aspiran al liderazgo en seguridad ERP.

Axeso5 es un portal que en cinco años se convirtió en el primer publisher de juegos en línea para PC de América latina. Todo comenzó como una idea loca de Cristian Schweizer y hoy trabajan 56 empleados y vendió 11 millones en 22 países en bienes virtuales durante 2011. Estima que la facturación podría elevarse a unos 50 millones de dólares para 2015.

Otra herramienta 2.0 creada por un argentino es Keepcon. Su cofundador, Matías Rozenfarb, explica que se trata de un sistema que automatiza la moderación para que sea permanente y masiva, por ejemplo, en diarios digitales. Hoy trabajan para esta empresa 30 empleados, consiguió clientes en la región y en Europa y apunta a expandirse a los Estados Unidos.

Aivo mecanizó la atención al cliente de 20 multinacionales y este año logrará su primer millón. Abarca desde lo más sencillo, como las plataformas para diseñar planes de negocios, hasta desarrollar agentes de  atención  virtual al cliente que  inteligentemente reconocen, interpretan y responden preguntas escritas por los clientes en distintos canales digitales. Agenbot, por ejemplo, es un agente virtual para chat que diferencia por personalidad, como por su fuerte capacidad lingüística en el español escrito.

Fanwards es una plataforma móvil, creada por Tomás Caraccia, Ignacio Harriague y Guido Vilariño, que permite transformar lo que los usuarios hacen por sus marcas favoritas en puntos y canjearlos por beneficios.

Shopperception se autodefine como el “Gran Hermano” que mide y analiza el comportamiento de los consumidores. Se trata de un servicio que promete trackear en tiempo real el comportamiento de los clientes desde el momento en el que entran en una tienda, local o supermercado. Utilizando un sensor Kinect de la consola XBox 360, el sistema diseñado por la empresa argentina Aguila Route es capaz de conseguir información constante sobre lo que hace cada consumidor, desde qué productos toca, hasta cuáles agarra y vuelve a dejar en la góndola. El objetivo final es crear y testear disposiciones más efectivas en las estanterías de las tiendas, que empujen el consumidor a la compra más fácil.

OmbúShop te permite crear tu propia tienda online de una forma muy simple, sin conocimientos técnicos. Cualquier persona con un producto para vender puede registrarse y construir su tienda online totalmente customizada e integrada con los medios de pago más populares.

Comentarios
x

¿Querés saber lo último de tecnología?