Compartir

El mercado de prótesis se revolucionó en los últimos cinco años en Argentina, gracias al empuje de emprendedores y el desarrollo de tecnologías como las impresoras 3D. Nuevos emprendedores apuestan a la medicina y para ello utilizan las TIC.

impresora-3d

Las  impresoras 3D permiten a diferentes sectores conseguir suministros más económicos de forma mucho más fácil y rápida. Por supuesto la medicina no quedo fuera de esta revolución. Esta forma de crear abre el mercado de prótesis mucho más económicas, livianas, con diseños personalizados y hasta más versátiles que sus competidoras importadas.

Según Avi Reichental, presidente ejecutivo de 3D Systems, “en unos 10 años seremos capaces de imprimir no sólo huesos de reemplazo, sino también órganos completamente funcionales”. Si bien falta un tiempo para lograr estos avances tecnológicos vamos por el camino correcto.

Prótesis de mano con impresoras 3D

En Argentina se están llevando a cabo varias incursiones de este tipo. Tal es el caso de Felipe Miranda quien tenía once años cuando recibió una prótesis para su mano izquierda, la iniciativa surgió de un bar ubicado en Palermo, los creadores de 3D Lab Fab&Café lograron reemplazar una prótesis de u$s 40.000 con una de $2.000.

“Ahora, cada 48 o 72 horas podemos hacer una prótesis”, explicó Rodrigo Pérez Weiss, uno de los creadores de 3D Lab Fab&Café. Estos adelantos proponen crear dispositivos sin límites de categorías para problemas de la humanidad de forma eficiente, económica, sustentable y evolutiva.

protesis, mano, impresora 3D

Prótesis para personas amputadas diseñada con materiales puramente nacionales

Este no es el único caso de prótesis creadas por argentinos con nuevas herramientas que brinda la tecnología. A mediados de septiembre de 2016, Claudio Pedernera y Paulo Graglia, dos estudiantes de Ingeniería Mecánica de Córdoba, armaron un proyecto con la idea de fusionar  conocimientos y desarrollos de nuevas tecnologías, la ingeniería y la medicina.  Con esta idea, crearon una prótesis de rodilla para personas amputadas.

El producto es cuatro veces más barato que el importado (en su mayoría proveniente de Alemania), además de ser más liviana y cómoda en comparación con otras alternativas. Para llegar a este resultado, Pedernera y Graglia, utilizan materiales totalmente nacionales como es el caso del aluminio, fibra de vidrio y grilón.

Los emprendedores cordobeses sueñan ahora con armar su propia iniciativa para llegar de forma masiva a una mayor cantidad de público. Y no descartan empezar producir este tipo de prótesis también para animales.

Compartir
¿Que te pareció la nota?

18

Comentarios