La técnica pomodoro para incentivar tu día a día

828
Compartir

pomodoro

Como emprendedor muchas veces en lo repetitivo, lo rutinario, está el desgaste. Por eso, más de un innovador se apoya en la técnica pomodoro para no perder el empuje en las tareas diarias.  Este método fue creado por Franceso Cirillo, un italiano que decidió dividir el tiempo dedicado a una labor particular en segmentos de 25 minutos. Cirillo llamó a cada uno de estos intervalos “pomodoros”, debido a que para contarlos utilizaba un temporizador de cocina con forma de tomate.

La técnica fue popularizada en el desarrollo de software debido a que permite integrar los conceptos de timeboxing (¿qué es?) y desarrollo incremental (¿qué es?). Los beneficios de implementar esta técnica descansan en que las pausas frecuentes en cualquier tarea rutinaria mejoran la agilidad mental y evitan la ansiedad que nos provoca el simple paso del tiempo. Asimismo, las pausas entre “pomodoro” y “pomodoro” se usan como incentivos en los que podemos relajarnos, despejarnos o realizar actividades físicas para combatir el sedentarismo. Si bien su aceptación depende de la forma de trabajo preexistente en cada persona, y del entorno laboral, es de gran ayuda para la concentración y evita fuertemente las distracciones típicas en entornos de oficina como pueden ser Facebook o Twitter. 

Comenzar a  utilizar esta técnica es bastante sencillo. Si debemos atenernos a cinco pasos básicos para implementarla:

1. Decidir la tarea a realizar

2. Cronometrar el reloj en 25 minutos 

3.  Trabajar en la tarea hasta el corte+

4.  Tomar un pausa breve (5 minutos) 

5. Cada cuatro “pomodoros” efectuar una pausa más larga (de 15 a 20 minutos)

 Actualmente podemos encontrar diferentes aplicaciones para ayudarnos a practicar la técnica, que están disponibles  online, para Windows y Mac, para iPhone y para  Android.

Comentarios
x

¿Querés saber lo último de tecnología?