Lo gratis sale caro: los secretos detrás las apps gratuitas

1270
Compartir

A la hora de descargar, instalar y utilizar aplicaciones o juegos la mayoría de las veces, por no decir siempre, la gratuidad es uno de los atributos más atractivos a la hora de elegirlas. Gratuidad que es monetaria, ya que no se debe abonar dinero para utilizarlas, pero que implica otra serie de inversiones o gastos.

A grosso modo, en la actualidad coexisten dos modelos de negocios para ofrecer aplicaciones y servicios. El que se basa en la percepción de un pago puntual o de un fee periódico, y el que se sostiene mediante otros ingresos que no provienen de los usuarios, para quienes el uso es gratuito. Sin embargo, deteniéndonos en esta segunda modalidad, no todas las aplicaciones y servicios ofrecidos son genuinamente gratuitos. La moneda de cambio es, en muchos casos, la información personal, las preferencias y los hábitos de los usuarios: insumos fundamentales para empresas, anunciantes y proveedores.

Por eso, a la hora de utilizar o descargar versiones que no requieren un pago previo, es importante identificar la causa de la gratuidad, quién desarrolló y sostiene el uso de la aplicación o del servicio.

Además los usuarios pueden analizar los siguientes aspectos que funcionan a modo de alerta:

Privacidad en Internet-Recolección de información personal: aun cuando participar de una red social o utilizar un servicio de correo gratuito, por citar algunos ejemplos, suponga suficientes beneficios, siempre se pueden tomar algunos recaudos. Completar exclusivamente la información obligatoria, no establecer vínculos o explicitarlos, resguardar la información personal. Compartir preferencias por tal o cual marca, los gustos culinarios, culturales o deportivos, brinda a los propietarios de las plataformas información que luego es vendida: permite segmentar audiencias para ofrecerles publicidad. Recomendaciones para recuperar la privacidad en la web en esta nota.

-Inclusión de publicidad en las aplicaciones: si al descargar una aplicación esta nos ofrece servicios o productos,  lo más probable es que su instalación apareje la llegada de algún ad-ware a nuestro dipositivo. Se trata de programas que muestran automáticamente publicidades a los usuarios (más información acá). En caso de que un usuario no desee ver más publicidad, siempre podrá acceder a una versión Premium y paga de la aplicación que era gratuita.

-Lo adicional sale caro. Algunos formatos proponen una gratuidad inicial durante cierto período de tiempo o hasta cumplir ciertos consumos, luego de esto se deb pagar para ampliar o seguir utilizando el servicio.

Bonus track: a la hora de descargar contenido, también es importante analizarlo revisarlo con un antivirus, evitar infectar nuestra computadoras con virus de diferentes tipos.

Compartir
¿Que te pareció la nota?

89

Comentarios
x

¿Querés saber lo último de tecnología?