Compartir

Es casi lógico. Si tienen una forma de comunicarse, de consumir, de leer, de ver películas y hasta de conseguir pareja distinta a la de sus padres, ¿cómo no iban también a cambiar su forma de trabajar y de relacionarse con sus compañeros y sus jefes?

Los millennials, es decir los jóvenes nacidos entre 1981 y 2000, están modificando el estilo de liderazgo e imponiendo un nuevo modelo de jefe.

Según un estudio de Hays, un 48% de los jóvenes millennials busca formar su propia empresa o emprendimiento: luego de adquirir experiencia en su trabajo, buscan independizarse y competir con sus jefes actuales.

Aunque muchos crean que se trata de una actitud “desleal”, algunas empresas entendieron que lo mejor es apostar por estos jóvenes y sacar provecho de su gran predisposición e iniciativa.

Para los millennials obtener retroalimentación constante es fundamental. Esta generación busca alguien que los inspire, a quien puedan admirar y en quien puedan confiar. El “jefe ideal” para los jóvenes es casi como un mentor, alguien que logre identificar sus fortalezas e impulse su carrera y crecimiento personal. Buscan un “jefe amigo”, con el que puedan hablar de cuestiones laborales y, también, personales.

Atrás quedó el rol del jefe tradicional que imponía únicamente sus propias ideas, ahora quieren que se preste una relación mucho más cercana, que trascienda la vida laboral”, asegura el informe de Hays.

Por lo tanto, para el dueño de cualquier empresa o startup es clave conocer cómo son los millennials, cómo piensan y qué buscan: “El modelo ha cambiado y sería un error utilizar con sus miembros un lenguaje del pasado. Para ellos, la posición y el salario no son, necesariamente, los elementos clave a la hora de buscar/elegir un trabajo”, afirman desde la consultora.

“La Generación Y quiere ser gestionada de manera diferente, lo que obliga a rever los viejos modelos. El mentoring de estos nuevos profesionales exige no solo identificar sus necesidades sino también identificar a las personas con talento capaces de llevar la organización hacia delante, ayudando a que la compañía alcance sus metas”, sigue el informe.

Además, prefieren  empresas que faciliten una formación continua que les permita avanzar en sus carreras y autonomía a la hora de trabajar y tomar decisiones.

Compartir
¿Que te pareció la nota?

27

Comentarios