“Mis ventas online no crecen”: 7 problemas frecuentes

609
Ecommerce
Compartir

Abriste una tienda virtual, pero las estadísticas no son del todo buenas. Mejoraste el diseño, sumaste promociones, publicaste fotos atractivas, actualizaste el stock, pero las ventas siguen sin aumentar.

A continuación, siete posibles problemas que pueden estar interfiriendo al momento en tu estrategia de e-commerce a la hora de lograr los objetivos esperados:

“Nadie visita mi tienda”

Antes que nada, paciencia. No se pueden esperar ventas de un día para el otro. Si ya tenías un negocio offline, sería conveniente que les informes a tus clientes que ahora también pueden comprar en forma online. Además es recomendable que, si contás con presupuesto, inviertas en algo de publicidad.

No hablamos de avisos en medios de comunicación tradicionales, como radio, TV y revistas, ya que estos suelen ser muy caros. Lo mejor es que tu tienda online se publicite en  su propio ecosistema: Internet. En la web, los  avisos suelen ser bastante más accesibles y cuentan con otra ventaja: uno puede segmentar fácilmente al público que apunta, haciendo una difusión mucho más eficiente.

“Tengo visitas, pero nadie me compra”

Existen varios factores por los cuales un cliente no termine de decidirse a comprar. En este sentido, es clave que generarle confianza y ofrecerle un proceso de compra en el que  se sienta seguro y resguardado. Por esto, es aconsejable que los datos del negocio (teléfono, dirección, mail, etc.) figuren en forma visible en la tienda y aclarar de antemano las formas de pago, los tiempos de entrega y las políticas de devoluciones. Si contás con testimonios y recomendaciones de clientes, ¡no dudes en integrarlas al sitio!

“Siempre prefieren a marcas de la competencia”

Tal vez tus productos y servicios sean iguales e, incluso, mejores que los de la competencia. Así y todo, los consumidores siguen prefiriendo otras marcas. Existen varios motivos que puedan incidir en la decisión de compra, pero uno de ellos es que, tal vez, tu negocio no es un referente para los clientes.

En este sentido, los contenidos relevantes, de interés para el segmento al que te orientas son clave para posicionar a tu negocio como líder de opinión. Estas notas, videos, tutoriales, recetas no sólo posicionarán a la marca en el lugar del conocimiento, del saber, del marcar tendencia, sino que serán un anzuelo para captar más clientes (ver infografía).

Los usuarios llegarán a tu tienda virtual a través de estos contenidos que captaron su atención. Para que esto funcione es indispensable tener trazabilidad en la web, es decir, que tu tienda esté vinculada a tu sitio web, que es tu principal activo digital.

“Mi sitio web no aparece en los buscadores”

De acuerdo a una encuesta realizada por Google en varios países de América Latina, el 63% de los usuarios asegura que la información que encuentra en los resultados de búsqueda influye en su decisión de compra. Además, el 70% consulta la web para realizar compras online y offline.

No hace falta decir mucho más para comprender la importancia de que tu sitio web aparezca en las primeras posiciones de una búsqueda. Aunque se puede pagar para que esto suceda, también se puede trabajar e incorporar ciertas estrategias SEO para  que posicione bien orgánicamente, es decir, sin poner un centavo en publicidad

“Mi tienda se ve mal en celulares”

Al diseñar una tienda virtual son indispensables varias cuestiones: que muestre fotos claras y de buena calidad; que las descripciones de los productos sean exhaustivas; que el proceso de compra sea lineal y sencillo y que sea responsive.

Los consumidores utilizan cada vez más sus smartphones para navegar averiguar características y precios de productos, y hacer comparativas. Si bien es cierto que la mayoría de las compras siguen concretándose en desktop, es indispensable que tu tienda virtual pueda visualizarse y navegarse sin problemas desde cualquier dispositivo móvil.

“No aprovecho las redes sociales”

No es noticia que las redes sociales son una herramienta indispensable para hacer negocios. Los clientes que están vinculados a tus redes sociales aumentan su lealtad hacia la marca. Además de ofrecer contenido útil y de entretenimiento para fidelizar clientes, las redes sociales son un importante canal de atención al cliente, donde podés resolver rápidamente dudas, consultas y quejas.

Existen varias soluciones de Marketing en redes sociales que ayudan a captar más seguidores, interactuar con ellos y aumentar las ventas. Además, permiten conocer mejor a la comunidad, obteniendo datos relevantes de los usuarios tales como nombre, sexo, edad, e-mail e, incluso, intereses. También organizar concursos y campañas para lograr mayor visibilidad.

“Hay mucho abandono de carritos”

Este es uno de los grandes problemas del e-commerce: usuarios que dejan su carrito y no llegan a concretar la compra. ¿Los motivos? Pueden ser muchos: el proceso de compra es demasiado largo, complejo y engorroso; hubo algo que no inspiró confianza a la hora de hacer el pago; la demora en la entrega es demasiado extensa o los gastos de envío son muy elevados.

Una forma de identificar estos obstáculos y mejorarlos es acompañar a los usuarios durante el proceso de compra, induciéndolos a completar la transacción y aprovechando todo lo que sabemos de sus intereses. Hacerles preguntas o sugerir productos similares, pero más económicos, es una buena opción para no perder oportunidades.

 

Fuente infografía: Social Media Pymes

Comentarios
x

¿Querés saber lo último de tecnología?