Motivación y planificación: las claves para el balance de fin año

1175
Compartir

5para_balance_1Se acerca el cierre del año y muy probablemente nos pongamos a pensar si es necesario o beneficioso —para estas fechas— generar una reunión de equipo para establecer metas y evaluar los logros que alcanzados durante el año. Un balance nos ayudará, entre otras cosas, a ver los avances que realizamos en cada área, analizar las métricas, escalar nuestro trabajo y establecer los objetivos para el año siguiente. Algunos pasos a seguir para darle un cierre formal y productivo a nuestra actividad:

1. Hacer un recuento de los logros, estimulando y reconociendo a las personas que estuvieron detrás de cada proyecto. Además de permitirnos hacer un recorrido por las tareas realizadas, es una excelente forma de motivar el día a día y predisponer a tus colegas a comenzar el nuevo año con fuerza.

2. El balance del año debe ser progresivo:  por eso es aconsejable llevar un recuento de logros y metas mensualmente para luego retomarlos en la reunión anual. Si aún no llevamos ese seguimiento, es el momento adecuado para empezar a hacerlo.

3. Planificar el encuentro: Las vacaciones de los colegas o empleados, fiestas y las altas temperaturas suelen atentar directamente contra la concurrencia a las reuniones. Por eso, no es necesario efectuar el balance del año necesariamente en diciembre. Podemos hacerlo en marzo, cuando la actividad laboral se vuelve más intensas, o en las primeras semanas de enero. La decisión del momento correcto es nuestra, pero no debemos dejarlo pasar.

5para_balance_24. Una forma ordenada de pensar los logros y pendientes es ir analizándolos por áreas. Es importante ser detallista y no pasar por alto proyectos de menor envergadura. Debemos considerar que en todos ellos hubo un grupo de personas dedicadas que merece ser reconocido.

5. Buscar la forma más cómoda de hacerlo: podemos escapar de las típias reuniones de oficina en las que el encuentro gira en torno a una presentación de diapositivas. Existen diferentes formas de presentar un balance de fin de año a tu equipo de manera descontraturada y sin presiones: reunirse en un bar, organizar un almuerzo o desayuno, entre otras opciones. Es importante ser práctico y creativo y no recalcar únicamente en los pendientes: siempre habrá tiempo para hacer un seguimiento más exhaustivo. Recordemos que el balance, por sobre todo, debe motivar y dejar un mensaje claro de cuales serán los lineamientos de la próxima etapa.

Comentarios
x

¿Querés saber lo último de tecnología?