Compartir

Las claves para pasar de una idea a un emprendimiento son la constancia, el empuje, las ganas. Pero, además, existen las incubadoras: aliados a los que pueden recurrir los emprendedores para buscar respaldo, asesoría y caminos simples y efectivos en un recorrido que no siempre ofrece seguridades.

El rol de las instituciones que incuban proyectos es fundamental en este recorrido. Se trata de instituciones clave para ordenar los procesos, planificar la escala de negocio, definir y construir destinatarios de nuestra propuesta y delinear las principales estrategias del proyecto.

Primero lo primero: el rol de las incubadoras

Este tipo de instituciones cumplen su rol en los orígenes iniciales de los proyectos. Fundamentalmente ofrecen el espacio y las recomendaciones que  permiten la maduración de las ideas.

Las incubadoras ofrecen asesoría y contención en aquellas instancias exploratorias para los emprendedores. Están orientadas a encauzar y aportar valor a las ideas que surgen. De esta manera permiten identificar las opciones y oportunidades que van surgiendo.

En forma paralela colaboran en la creación de diversos escenarios e hipótesis de trabajo para identificar conflictos y posibles soluciones.

Alternativas y claves para buscar la incubadora adecuada

Los emprendedores que deseen sondear la oferta de respaldo, pueden tener en cuenta las principales incubadoras dependen de universidades (tales como la Universidad Di Tella o el Centro de Emprendedores ITBA).

Incubar- Ministerio de Industria
Incubar- Ministerio de Industria

También existen alternativas que dependen de instituciones públicas. En el ámbito nacional , existe Incubar, que depende del Ministerio de  Industria. Otorga subsidos, bajo la modalidad de aportes no reembolsables (el máximo es de $150.000) Está orientado a perfiles industriales que tengan una experiencia menor a dos años y relacionado con varias iniciativas de universidades de todas las latitudes argentinas.

Por el lado de la ciudad de Buenos Aires, existe IncuBA, que está orientada a proyectos de diseño industrial y audiovisual.

Algunas claves para determinar si contactar una incubadora puede resultar una oportunidad:

-Aún no se desarrolló un plan de negocios

-No se conformó una sociedad

-Se cuenta con un equipo muy reducido o todavía no se conformó un equipo de trabajo

-Se tiene una idea sólida o de interesante desarrollo pero se desconocen las vías para llevarla a cabo.

Foto destacada: Shutterstock

Compartir
¿Que te pareció la nota?

21

Comentarios