Compartir

En la era de las redes sociales, en pleno auge de las #selfies y la exposición de la vida privada en plataformas, poder controlar la privacidad on line le suma una dantesca tarea a los usuarios. Y no hay “condiciones de uso” que sirvan de garantía.

Existe una serie de recaudos y acciones al alcance de cualquier usuario de Internet, para empezar a evaluar y controlar los permisos que otorga para registrar, analizar y almacenar su conducta, gustos, intereses y actividades en la web.

Durante 2014, una compañía de seguridad y privacidad online realizó una investigación en Alemania, Brasil, Estados Unidos, Filipinas, Francia y Reino Unido y sobre un total de 4800 entrevistas. En base a ese relevamiento, F-Secure definió los principales recaudos que deben tomarse para recuperar de privacidad digital y resguardar la información personal de los usuarios que se registra, circula y vende en la Web.

 

Algunos consejos para preservar la privacidad en la web. Foto: Shutterstock
Algunos consejos para preservar la privacidad en la web. Foto: Shutterstock
  1. Investigar antes de aceptar: tal como sucede con cualquier contrato que vayamos a firmar o suscribir, antes de aceptar los términos y condiciones de cualquier servicio o site, es importante investigar las políticas de privacidad sobre cómo tratarán la información disponible.
  2. Sesiones de incógnito: en lugar de navegar por la web con la versión estándar de los navegadores, siempre es mejor activar el modo privado o incógnito par que los sitios no puedan utilizar cookies para registrar lo que hacemos en la Web.
  3. Chequear la configuración: existe una lista(disponible en inglés) que permite comprobar la configuración de privacidad de los sitios más populares (redes sociales, plataformas de e-commerce, etc.).
  4. Buscadores seguros: elegir un buscador seguro, que no guarde ni registre la actividad y evite los portales maliciosos. Un ejemplo de esto es F Secure Search, provisto por Google.
  5. Con permiso: los términos y condiciones no siempre son exhaustivos, ni claros con respecto a la información que requieren y a las condiciones de uso de soluciones, herramientas y aplicaciones. Por eso es fundamental leerlos, interiorizarse y evaluar qué información se brinda.

 

Foto del encabezado: “Menos visibles que las cámaras, el registro de información en Internet también existe”. Foto: Shutterstock

Compartir
¿Que te pareció la nota?

11

Comentarios