Privacidad en Internet: consejos y recomendaciones para navegar seguro

2158
Compartir

Privacidad en InternetCada búsqueda que se hace en Google; cada comentario, foto o video que se publica en Facebook; cada palabra que se escribe en un mail, puede ser –y casi con seguridad es- captada por los gigantes de Internet y usada por los anunciantes para vender publicidad.

Si bien lograr un nivel absoluto de privacidad es una misión un tanto compleja, con algunos cambios de hábitos y tomando determinadas medidas, se pueden poner al resguardo la identidad de los internautas. Algunos consejos para implementar:

1. Utilizar buscadores alternativos

Tanto Google como Bing utilizan todos los datos de navegación de todas las búsquedas que se realizan. Por ejemplo, el gigante de Internet usa la información que recogió del usuario para ofrecer en sus resultados los enlaces que más se “adapten” a ese perfil.

Una buena alternativa es Duck Duck Go que, según afirman sus creadores, no se guarda ningún dato de navegación y, por lo tanto, no rastrea la información del usuario ni vende esos datos (pues no los tiene).

2. Buscar alternativas a los browsers más utilizados

Internet Explorer, Chorme y Safari usan cookies que les permiten rastrear y monitorear las búsquedas en Internet –incluso en el modo “incógnito” del Chrome-  para así mostrar distintas publicidades que se adaptan al perfil del usuario. A su vez, esa información se “aprovecha” para que las empresas propietarias de los browsers puedan promocionar sus productos.

La alternativa que se posiciona como la más segura para navegar en Internet es Firefox. El navegador pertenece a Mozilla, una organización sin fines de lucro que se caracteriza por llevar adelante los estandartes de las libertades civiles de los usuarios. Además, se puede configurar para que no conserve los hábitos de navegación privados.

Otras dos alternativas son: Opera, que tampoco recolecta información personal ni rastrea lo que el usuarios hace en la web; o, Tor Browser, tal vez la opción más completa ya que cifra todo el tráfico que pasa por él de tal manera que sea casi imposible rastrear el origen del usuario.

3. Proteger los correos electrónicos

Además de tener contraseñas seguras para que nadie pueda acceder al servicio de mail (ver más sobre la cómo crear contraseñas seguras), lo ideal es cifrar los mensajes que pasan por clientes como Outlook o Gmail, para evitar que ambos muestren publicidades acordes a los perfiles de los usuarios que consultan sus correos (Aclaración: esta actividad está avalada por cada usuario que al crear la cuenta, tal vez sin siquiera leerlo, aceptó los términos del servicio en los que se aclara que se reservan el derecho de revisar los correos si hay sospechas de que se está realizando alguna actividad ilegal)

4. Usar clientes de mensajería instantánea alternativos

Hangouts, Skype, Facebook Chat, iMessages, Whatsapp, son todos servicios monitoreados por Google, Facebook, Microsoft o Apple. Algunas buenas alternativas son CryptoCat o Pidgin para mensajaría instantánea o Gruveo para realizar videollamadas.

5. Usar un VPN o Proxy

En la web existen gran cantidad de servicios de VPN, siglas en inglés de Virtual Private Network (¿Qué es?) , o de Proxy (¿Qué es?). Ya sea en versiones gratuitas o pagas, se trata de opciones que permiten cifrar el tráfico que el usuario realiza y enmascarar la dirección IP.

Bonus track. Parece obvio pero si lo que se busca es privacidad, lo mejor es no usar redes sociales donde se comparta información privada. Facebook, solo por citar un ejemplo, usa todo lo que el usuario realiza dentro de la red para venderla a sus clientes. De hecho, tiene el derecho de propiedad de cualquier comentario, imagen o vídeo que se comparta.  Lo mismo sucede con Google+.

Comentarios
x

¿Querés saber lo último de tecnología?