Compartir

Las salas de espera de los centros de atención al cliente no suelen ser los lugares más hospitalarios. Pocas sillas y mobiliario para acomodarse, minutos inestimables por delante, poca disponibilidad de tiempo y, fundamentalmente, consultas o reclamos por resolver. En ese contexto recurrir a tácticas de reducción del tiempo de espera puede ser fundamental a la hora de definir el destino de un cliente.

Qudini es un sistema de gestión digital de la espera, que funciona 100% en la nube. Permite ingresar en el sistema a un cliente y estimar el tiempo de espera para su atención. De esa forma, los clientes pueden realizar otras actividades tanto dentro como fuera de la empresa, mientras transcurre el tiempo estimado.

El servicio, surgido en la aceleradora Wayra en Inglaterra, permite además:

  • Que las empresas gestionen mejor los tiempos de espera y de atención de sus clientes
  • Reducir la demanda de atención y la frecuencia de visita a las tiendas de los clientes
  • Brindar información precisa, en tiempo real y personalizada a los clientes mediante SMS, pantallas y dispositivos
  • Alertar a las compañías en aquellos casos en los que un cliente esté por abandonar la espera, una vez transcurrido un lapso de tiempo considerable.
  • Mejorar la administración de recursos

La solución está pensada para implementarse en los locales de atención de servicios, restaurantes, bancos, centros educativos, centros de salud y organismos públicos, por ejemplo.

qudini

Telefónica, primera en la lista

La empresa Telefónica firmó un acuerdo con Qudini, para generar una nueva experiencia de interacción con sus clientes a lo largo y ancho del globo.  La primera implementación se realizará en España, pero luego se ampliará a América Latina.

El objetivo de la compañía, además de optimizar y reducir la demora de atención a sus clientes, es encuestar y evaluar la calidad de la atención, mediante el envío automático de SMS una vez finalizada la visita. Además, Telefónica podrá analizar en tiempo real las estadísticas de ventas y la carga de trabajo de sus empleados, para optimizar la asignación de recursos.

Foto destacada: Shutterstock

Comentarios