Compartir

Según un informe realizado por la Cámara de Agentes de Telecomunicaciones Móviles de Argentina (Catema), en el país se roban 6.000 celulares por día. Siendo los smartphones de alta gama los que más cotizan en el mercado negro promediando los $8.000.

¿Pero por qué crece día a día este negocio? ¿Hay aplicaciones que sirven para frenarlo? ¿Qué responsabilidad tienen las principales marcas?

AA031195Rastreo y borrado. Si bien cada uno de los software tiene una aplicación que se utiliza para rastrear el equipo (siempre que la opción de GPS esté encendida, al igual que el teléfono) y para borrar la información que se encuentra en ellos: Apple creó “Buscar mi iPhone” que además de borrar los datos almacenados, impide que alguien pueda borrarlos o activar el dispositivo si no introduce la contraseña, Windows Phone tiene “Encuentra mi teléfono” que provee los mismos recursos que Apple. Blackberry ofrece la app Protect y Android procura dos apps bastante productivas como son Cirrus Manager y Cerberus.

Aunque suene poco ético, el robo de los smartphones anima el consumo en las empresas de telefonía. Esto hace que a mayor demanda de equipos por parte de estos usuarios, sumado a la inflación que padece el país y a las restricciones de importación que sufren las multinacionales los costos de los teléfonos continúan en aumento. Razón por la cual “seduce” a algunos usuarios a consumir y, por ende, alimentar el negocio en el mercado negro.

¿Se pueden inutilizar los smartphones robados? Todas las empresas prestadoras del servicio de telecomunicaciones ofrecen negar el imei robado para que se imposible revenderlo. Pero lamentablemente, existe un software ilegal que permite modificar uno de los catorce números del imei sacando ese teléfono de la base de negados y dejándolo listo para ser recomercializado en las denominadas “cuevas” o a través del compras on line. Sólo Nokia y algunos Sony una vez que son negados por las prestadoras quedan inutilizados. Por eso los Samsung y los LG son los más buscados por aquellos amigos de lo ajeno.

Por el momento las recomendaciones que se pueden brindar es utilizar el manos libres para contestar o realizar llamadas en la vía pública, no sentarse cerca de las puertas en los transportes públicas y descargar las apps que permitan borrar los datos de nuestros smartphones para evitar que nuestra información caiga en manos de otras personas. Por lo menos hasta que desde la  tecnología surja algo mejor.

Comentarios