Compartir

La realidad virtual es una de las grandes tendencias del momento. Y a diferencia de las primeras apariciones de los 90 (aquellos enormes cascos en los videojuegos), prometen incidir en distintas esferas de la experiencia de los usuarios, pero también en las rutinas laborales.

La virtual reality (VR) hasta ahora fue explotada solo para la creación de juegos y entretenimientos. Pero ya varias empresas (como las argentinas Pragma y Syncro VR) se proponen trasladar esta tecnología al mundo de los negocios. Al incluir la realidad virtual en las empresas, aseguran, se podrán mejorar las operaciones, la experiencia con el cliente, se modificarán los modelos de negocio, aprendizaje y entrenamiento.

“Las empresas argentinas tendrán las mismas oportunidades frente a otras organizaciones en cualquier parte del mundo”, cuenta Javier Moreno Gurrea, de Syncro VR.  Es que

Entre otros aspectos destacados, la VR permite crear experiencias como nuevos puntos de ventas para las empresas.

Tecnología disruptiva

El objetivo principal de la propuesta es fusionar sus conocimientos de rubros industriales en general con la realidad virtual. Estiman que con esta innovación tecnológica provocarán un quiebre en la forma de trabajar, además de obtener soluciones más eficientes para los clientes.

realidad-virtual-2

“Apuntamos a transformar la forma en la que se investiga y se desarrolla en el país. Con la intención de poder acompañar a las organizaciones en sus procesos de transformación y adopción de nuevas tecnologías, para lograr afrontar los desafíos que se vienen”, explica Carlos Farfán, Director de Pragma.

La realidad podría implicar un cambio disruptiva en prácticamente todos los sentidos. Pronto todo tipo de empresas (de sectores disímiles como el retail, energía, farmacéutica y salud) estarán utilizando la VR para lograr mejores resultados en su trabajo cotidiano.

“La realidad virtual, apoyada por big data y el análisis de datos, transformará sustancialmente la forma en la que se piensan y se ejecutan los negocios en todo el mundo”, comenta Javier Moreno Gurrea.

Aplicaciones del VR

La realidad virtual puede convertirse en una solución concreta para muchos negocios. Por ejemplo, cuando se quiere anticipar la experiencia de un producto o servicio antes de que se realice la compra. Las empresas de turismos, por mencionar un caso, pueden apelar a una propuesta de VR inmersiva de un destino (el Caribe, ciudades europeas, etc.) para ayudar a sus clientes en su decisión.

Pero la la realidad virtual no sólo permite anticipar experiencias, sino también proyectar mejoras o agregados en productos que el cliente ya se posee. ¿Cómo se ve un color nuevo en un auto? ¿Cómo se verían los muebles recién adquiridos en la oficina?

Foto: Shutterstock

Comentarios