Compartir

Que la Realidad Virtual genera enormes oportunidades de negocio, ya lo hemos dicho en varias oportunidades. Pero, cuando uno habla de esta tecnología, por lo general, se imagina herramientas muy lejanas, costosísimas y sólo al alcance de grandes empresas. En fin, inaccesibles para cualquier emprendedor.

La realidad (la real, no la virual) indica todo lo contrario. Si bien hay gafas costosas, existen otras, como las Samsung Gear VR o las Cardboard de Google, que son realmente económicas y pueden conseguirse desde $150. Una inversión mínima, sobre todo si se tiene en cuenta que las posibilidades que brinda esta tecnología son infinitas.

Viajar antes de viajar

Aplicable al sector inmobiliario, al de la medicina, la educación, entretenimiento y hasta al del transporte, la industria del turismo es, sin dudas, una de las que más puede explotar esta tecnología.

Las agencias tradicionales, que en los últimos años han perdido volumen de ventas con los sitios web, pueden aprovechar la RV para volver a atraer a los consumidores, brindándoles una experiencia inmersiva, diferente a la competencia. Así, pueden ofrecer a los clientes un vistazo de la aventura que les espera, conocer la habitación en la que se hospedarán o caminar por las calles de la ciudad a la que quieran viajar en primera persona.

Y lo mejor de todo es que es totalmente viable. Ya hay varias cadenas de hoteles que cuentan con contenido de experiencias envolventes y virtuales que ayudan a los clientes a decidirse dónde hospedarse.

Pero, además, existen varias aplicaciones de Realidad Virtual disponibles, desde las más simples, como Google Street View hasta otras con mejor calidad visual como Ascape, una app que contiene decenas de videos y fotos en 360°, o YouVisit, donde se puede conocer el Museo del Luvre, entre otros.

La aerolínea alemana Lufthansa también tiene en su web varios recorridos virtuales por importantes destinos turísticos como Beijing, Miami o Nueva York. Si bien pueden verse directamente desde una PC, la experiencia es mucho más inmersiva con gafas de VR.

Así los negocios enfocados en turismo podrán darles a los clientes una idea más real del destino que buscan, haciéndoles vivir una experiencia inigualable.

Foto: Shutterstock

Comentarios