Redes sociales: lo que hay que saber cuando "habla" la marca

867
Compartir
Existen muchas marcas que se sumergen en el mundo de las redes sociales

Muchas veces las marcas se sumergen al mundo de las redes sociales y confunden, al pensar, armar y actualizar los distintos perfiles, desde dónde y cómo hablan a sus públicos (ciudadanos, clientes, usuarios). Cuando es una empresa, una institución o una organización el que emite el mensaje se tiene que diferenciar, necesariamente, de un político, un famoso, un artista, en definitiva, de una persona.

Es cierto, existen algunos lazos que unen la comunicación que parte tanto de marcas como de personas. Evitar ser “formales” en las intervenciones on line o publicar siempre contenido exclusivamente informativo, es una de las claves comunes; así como la necesidad de seguir las lógicas de cada sitio (utilización de hashtags si estamos en Twitter, por ejemplo).

Incluso para todos los casos será importante planificar una estrategia para que no haya un “buzz” negativo sobre nosotros que se extienda en la red.

Hay algunas diferencias importantes entre una cuenta o perfil de una persona y el de una marca, en especial a la hora de pensar en la comunicación en redes sociales de una marca.

El uso del “yo” o el “nosotros” es una de las principales. Por lo general cuando uno habla en las redes sociales lo hace, lógicamente, desde la primera persona del singular. Sin embargo, para la marca esta cuestión puede generar ciertos ruidos en el mensaje. Para solucionar esto, una de las formar aconsejables es utilizar la primera persona del plural: el “nosotros”. De esta forma no sólo se incluye en el mensaje a todas las partes de la empresa, sino que, además, se integra de alguna manera a nuestro público.

Aunque parezca obvio, es importante diferenciarentre “personas” y “organizaciones”. Las instituciones no son personas, por lo tanto sería un grave error hablar como tal. A su vez, es fundamental seguir la lógica que la red social es utilizada por personas. Ante este conflicto, una salida posible es “humanizar” el contenido. ¿Cómo hacerlo? Recurrir a la experiencia de los empleados, los clientes y, porque no, los proveedores.

Utilizar un lenguaje formal o casual es una tercera cuestión a tener en cuenta. Lo importante es distenderse, intentar utilizar un habla descontracturada, evitar “formalismos” pero sin forzar demasiado la comunicación. Claro, esto dependerá del tipo de empresa, del público al que se dirija y del rubro al que pertenezca.

Claro que la meta de la presencia en las redes es lograr acercarse a los públicos objetivos, adquirir visibilidad, estar presente en la mente de los usuarios, potenciales clientes. Para esto, siempre es primordial el contenido que se tenga sea atractivo.

Comentarios
x

¿Querés saber lo último de tecnología?