Reed Hastings: el CEO de Netflix que piensa como emprendedor

3438
Compartir

PH: Justin Sullivan/Getty Images News/Getty Images

Reed Hastings no se conformó con ser hijo de un ex funcionario de la administración norteamericana y siempre buscó su propia fuente de ingresos. Ni bien terminó la secundaria, empezó a vender aspiradoras puerta por puerta para alcanzar sus objetivos. Eso no le alcanzó y se enlistó en la Marina Estadounidense, pero cómo el mismo señala se encontró preguntándose “tonterías” y pensó que los Cuerpos de Paz (¿qué es?) serían un mejor destino. De esa manera, terminó dando clases de matemáticas en Swazilandia, una monarquía absolutista entre Sudáfrica y Mozambique.  Esa experiencia le permitió sostener que “una vez que cruzaste África haciendo dedo con sólo diez dolares en tu bolsillo, iniciar un negocio no parece ser nada intimidante”.

Con vistas a iniciar su negocio, estudió computación en Stanford y fundó Pure Software una empresa creadora de herramientas para depuración de software. La empresa dio sus frutos y creció exponencialmente dejándolo a cargo. Sin embargo, Hastings no se proyectaba a si mismo como CEO: incluso trató de despedirse él mismo en dos oportunidades. El consejo directivo de la compañía se lo negó y él tuvo que aprender a dirigir una empresa.

Luego de vender exitosamente Pure Sofware, una situación cotidiana se convirtió en un nuevo negocio. Hastings —como todos nosotros— alquilaba sus películas en un videoclub,Blockbuster. Y según relata perdió el casete de la película Apollo 13. Ya llevaba seis semanas de retraso para devolverlo, acumulando una deuda de US$ 40 por el alquiler. La pregunta surgió sola: ¿no podría existir un modelo de negocios donde pagando los mismos US$ 40 por mes una persona pudiera tener las películas que quiera el tiempo que sea?

Partiendo de su postulado: “un marketing brillante se da cuando tomas algo que la mayoría piensa como una debilidad y la reposicionas para que la gente la piense como una fortaleza”, lanzó Netflix. En su modelo tradicional, la empresa llegó a ofrecer 100.000 títulos y 20 millones de suscriptores sólo en Estados Unidos. En la actualidad, el servicio es ofrecido en 40 países a más de 39 millones de suscriptores (80% norteamericanos).

Luego de algunas instancias turbulentas en 2012, año en el que Wall Street lo catalogaron como “el peor hombre de negocios”, los resultados sólidos de Netflix que cuadruplicaron en 2013 la facturación del año anterior, Reed es visto como un genio por los inversores.

Hastings no sólo aplica su perspectiva en Netflix, también participa del consejo directivo de Facebook. También formó parte del consejo de Microsoft donde compartía decisiones con Bill Gates y Steve Ballmer.

Comentarios
x

¿Querés saber lo último de tecnología?