Saber decir que no puede ser difícil, pero es clave para ser más productivo

1061
Post It Notes Notice Board Sticky Notes Note
Compartir

Cuando organizamos nuestros proyectos y tareas, generalmente los dividimos en “urgentes”, “importantes” y “pendientes”. Se trata de una buena manera de clasificarlos para poder cumplir con los objetivos y tiempos pactados.

Pero, para algunos especialistas, el hecho de establecer prioridades no es suficiente para ser más productivos. Hay un paso más: aprender a decir que no a las cosas que sabés de antemano que no podrás llegar a hacer.

“¿Decirle que no a un cliente?”, se preguntará alarmado más de uno. Así es. Muchas veces anticiparles de entrada que no se podrá cumplir con las tareas y exigencias solicitadas es mucho mejor que prometer y no cumplir.

Nuestro tiempo y nuestros recursos físicos y mentales (como la concentración) son finitos y limitados. Por mejor voluntad que uno tenga, a todos nos llega el momento en que el trabajo y las obligaciones nos superan, nos cansan y nos saturan. ¿Las consecuencias? Además de estresarte, los resultados no serán tan buenos como hubieses deseado.

La clave, entonces, es aprender a filtrar obligaciones y a delegar. Al rechazar tareas que no son realmente importantes, podremos dedicarle más recursos y tiempo a los que sí lo son.

Para esto es esencial saber tomar buenas decisiones. No se trata sólo de qué cosas filtrar o postergar, sino a quién delegarlas, es decir, quien tiene las aptitudes para resolverlas sin inconvenientes.

Rechazar tareas suele traer aparejadas una batería de sentimientos: la culpa, el temor a ser rechazado, a ser vistos como ineficientes, a perder oportunidades y a los enfrentamientos. Se trata de sensaciones que es necesario gestionar y superar para ser más productivo.

Es indispensable, entonces, ser conscientes de que no somos superhéroes, que no tenemos poderes especiales que nos permiten hacer todo -y bien-, aceptar ayuda de los demás, confiar en que nuestro equipo de trabajo puede resolver las cosas tan bien como lo haríamos nosotros y saber lidiar con las emociones vinculadas a la culpabilidad.

Compartir
¿Que te pareció la nota?

53

Comentarios
x

¿Querés saber lo último de tecnología?