Sean Parker, el “chico malo” de Facebook

323
Sean Parker
Compartir

Es una de las personas con mayor visión de los negocios digitales. Tal es así que muchos lo llaman “el oráculo de Internet”. Con menos de 40 años y después de haber fundado varias empresas, Sean Parker acumula más de 2600 millones de dólares en su cuenta bancaria, según la revista Forbes.

Su apodo lo tiene bien ganado. En 1999, con sólo 20 años, creó Napster, una plataforma que permitía compartir y descargar música gratis. Su web generó gran polémica y enojó a algunos músicos y a la industria musical, que terminó por comprar su empresa cambiando el modelo de negocio.

Unos años más tarde, en 2002, creó Plaxo, una solución que también fue un éxito y que permitía tener una agenda de contactos online siempre actualizada, limpia y segura. Parker abandonó el negocio por discrepancias con el resto de los accionistas.

Pero su gran hit fue, sin dudas, Facebook. Cuando conoció este proyecto, todavía era una red social cerrada para la comunidad de la Universidad de Harvard. Mark Zuckerberg siempre dice que Parker fue fundamental para que Facebook pasara de ser un proyecto universitario a una empresa a nivel global.

Un nerd con mucho rock

Sean Parker en Mansión PlayboySu mandato como presidente de Facebook, sin embargo, duró apenas unos meses. Según dicen, a Parker le gustan tanto los negocios como las mujeres, la noche y los excesos. Luego de ser arrestado en una fiesta por posesión de drogas, debió renunciar a su cargo para evitar manchar a la compañía con el escándalo. Sin embargo, nunca se fue del todo. Aún hoy sigue trabajando muy cerca de Zuckerberg.

Su fama de “chico malo” fue alimentada por la película The Social Network, donde es interpretado por Justin Timberlake, y también por algunas de sus acciones, bastante alocadas y extravagantes para el mundillo “nerd”. Por ejemplo, cuando decidió gastar casi US$ 9 millones en apoyo a una campaña para legalizar la marihuana en California.

Hoy, es uno de los principales accionistas de Spotify y parece haber sentado cabeza, sumergiéndose en proyectos comprometidos con la política de Estados Unidos, como Brigade, la primera red social para votantes, un espacio donde se pueden compartir ideas y favorece el debate político.

Cuando habla en alguna entrevista suele tener una mirada bastante crítica hacia las redes sociales, acusándolas de alimentar el narcisismo de las personas y asegura que Facebook se le fue de las manos.

“Einstein estaba muy molesto por la bomba nuclear. Nosotros nunca nos imaginamos lo que significaría tener 2000 millones de personas usando nuestra plataforma con regularidad -contó en una entrevista en The Guardian-. Creo que voy a desanimar a mis hijos en el uso de estas herramientas”.

También, desde 2005, se ha dedicado a la filantropía, realizando importantes donaciones a la investigación científica y creando The Parker Institute for Cancer Inmunotherapy, fundación que trabaja en la prevención y tratamientos de esta enfermedad.

Comentarios
x

¿Querés saber lo último de tecnología?