Compartir

De la mano de Social Tools todos los community managers o aquellos que deseen incorporar acciones de social media a sus propuestas habituales, están salvados. Esta herramienta es, en realidad, una  suite de aplicaciones de Marketing Social completa, intuitiva, funcional y bien integrada con Facebook.

Social Tools permite a cualquier empresa o emprendedor con presencia en Facebook crear, personalizar y administrar concursos, promociones y contenido de manera simple. Además, la administración y configuración demanda pocos minutos y la solución ofrece estadísticas y cifras que compendian los resultados de una acción puntual.

Boton aplicacion1

Permite, entre otras cosas, crear sorteos, concursos de imágenes, videos e historias, concursos de preguntas y respuestas, competencias multiple choice, pestañas personalizadas y encuestas. Además está integrada con Twitter y YouTube, entre otras funcionalidades.

Existen distintos planes para contratar el servicio y el costo básico es de $59,90 que se incrementan en función de los fans de una página y/o de las soluciones requeridas.

 Para poder utilizarla, los requerimientos son sencillos:

  • Conexión a Internet.
  • Navegador web (es compatible con Chrome, Firefox, Safari, Opera, Internet Explorer 9 o superior).

 

Algunas de sus funcionalidades más destacadas: 

-Registra una de datos de participantes

-Es multilenguaje y multiplataforma (incluidos teléfonos celulares y tablets)

-Permite gestionar varias cuentas al mismo tiempo

-Tiene niveles altísimos de viralidad e impacto en los usuarios de Facebook.

-Brinda soporte técnico.

Una solución de Argentina al mundo

Social Tools empezó hace poco más de cinco años ofreciendo un servicio simple: asesoría y soluciones de social media marketing para que las empresas realicen sorteos, promociones o concursos a través de las redes sociales.

“Fuimos aprendiendo los problemas e inconvenientes que tenían las marcas y a resolverlo de forma personalizada”, cuenta Lucas Emma, CEO y founder. Así fue que su experiencia los llevó a darse cuenta de que las soluciones que ofrecían eran un problema común en varias compañías en distintos puntos del globo: “Por eso decidimos hacer un gran quiebre y dejar de ser empresa de servicios para pasar a una empresa de producto. Y poder ser completamente globales”. Mirá la entrevista completa:

Foto destacada: Shutterstock

Comentarios