Compartir

Por primera vez en la era de Internet, la industria de la música logró crecer. Y todo gracias al streaming. Las ventas mundiales de música online y en soporte físico aumentaron un 3,2% en 2015 respecto al año anterior, alcanzando los 15.000 millones de dólares.

Los datos fueron informados por la Federación Internacional de la Industria Fonográfica (IFPI), organismo que agrupa a 1300 compañías discográficas –multinacionales e independientes– de 62 países.

El rápido crecimiento de los servicios de streaming como Spotify, que permite escuchar música a demanda de forma ilimitada, logró superar el fantasma de la piratería y dejar atrás una década de estancamiento de la industria.

Según la IFPI, 68 millones de personas en todo el mundo se han suscrito a algún servicio de música en línea, frente a los 8 millones que lo habían hecho en 2010. Este cambio de hábito en los usuarios a la hora de escuchar música hicieron que el streaming dejara atrás al downloading.

Por otro lado, y aunque la tendencia no es nueva, es la primera vez que la música online representa en las ventas una parte más importante (45%) que la música en soporte físico (39%).

Pese a que las noticias son buenas y muestran una tendencia en alza, los números siguen sin alcanzar las cifras logradas en la década de los 90.

“El valor de la música todavía no está siendo totalmente reconocido. Hoy en día hay mucho optimismo en nuestra industria, pero nos falta mucho para decir que es una misión cumplida”, aseguró Stu Bergen, el CEO de servicios comerciales internacionales de Warner Music Group, en una conferencia de prensa.

La IFPI señaló como responsable de esta fuga de capitales para la industria discográfica a las “plataformas de contenido subido por los usuarios”, como Youtube, que cuenta con más de 800 millones de espectadores mensuales, pagándoles a las discográficas apenas  1.750 dólares al artista por cada millón de reproducciones (mientras que Spotify tiene que desembolsar 5.3 dólares). 

El caso de Latinoamérica

El crecimiento de la industria de la música no ha sido parejo en todo el mundo: América Latina es la región que ha pegado el mayor salto con ingresos que aumentaron un 11.8% gracias a la popularidad de la música por streaming.

En la Argentina, por ejemplo, las ventas aumentaron más de un tercio. En el país funcionan 17 servicios digitales, tales como Spotity, Apple Music, Movistar, Cienradios y Deezer.

Foto: Shutterstock

Comentarios