Compartir

Con la expansión de Internet, de los dispositivos digitales y de las Nuevas Tecnologías de la Información Comunicación (NTIC’s), los grandes volúmenes de datos generados, y disponibles para ser utilizados y analizados, se convirtieron en un auténtico desafío para todas las áreas de negocio. Ese espíritu sobrevoló el TIC Forum 2015, que organizó Telefónica junto a firmas como Samsung, Huawei y Motorola, entre otras, en el Hotel Hilton de Buenos Aires. 

Interacción, realidad virtual, tiempo real, datos, productividad, aplicaciones, grandes pantallas, ideas e inspiración fueron algunas de las problemáticas que se trabajaron en la quinta edición del foro. Pero el acento estuvo puesto en una de las principales tendencias que incidirán en las formas de hacer negocios durante los próximos años: el Big Data. Antes de empezar, la pregunta obligada: ¿de qué hablamos cundo hablamos de Big Data?

Tal como su nombre lo sugiere, Big Data implica trabajar con grandes (enormes) volúmenes de datos. Y, en ese sentido, un postulado será nuestro faro para pensar el fenómeno: los grandes volúmenes de información, per se, no significan nada. Ahora bien, si esos datos generados y recolectados se procesan y utilizan con un propósito, se valorizan de forma tal que podrían revolucionar las formas de gestión y de hacer negocios. El desafío, justamente, es ordenar esos datos, sistematizarlos, clasificarlos y tenerlos a disposición para tomar decisiones estratégicas.

¿Cómo consumen mis clientes? ¿De qué manera aprenden los alumnos en escuela? ¿Qué comportamiento tienen los automovilistas en un embotellamiento? ¿Cómo puedo proyectar la información con las características de un terreno de cara a una excavación u obra importante? ¿Quiénes son los que integran mis audiencias en un canal de TV? Durante el evento se expusieron los casos de 9 empresas líderes que ya se están respondiendo estas preguntas a partir de la implementación de soluciones Big Data.

Así, ordenar, predecir y crear valor son las premisas del Big Data, que se inscribe en un nuevo escenario en el que las empresas y los emprendedores afrontan nuevos desafíos, con nuevos aliados.

Big Data, las tendencias

De acuerdo con la consultora Gartnet, existen tres grandes grupos de tendencias para desarrollar estrategias tecnológicas: La fusión del mundo real y el mundo virtual; La inteligencia en todas partes; y La nueva realidad emergente de las IT.

Durante el TIC Forum 2015 el Director de Empresas y Negocios de Telefónica, José Luis Aiello, identificó al Big Data como parte del segundo pelotón, que a su vez se articula con otras 9 tendencias:

CPgogesXAAAj_-n

La revolución digital es “imparable”, según Aiello. En este marco, el concepto B2B (Business to Business) crece más que el de B2C (Business to Consumer). Eso significa un gran avance para los negocios que estén orientados a la productividad y a la conectividad.  Por este motivo, el uso de Big Data  genera un impacto en la competitividad de las empresas. A través de estos grandes volúmenes de información, es posible obtener datos (de infraestructura, demográficos, etc) que nos ayuden a entender no sólo los hechos, sino lo que está por ocurrir. Se trata, en palabras del Director de Empresas y Negocios de Telefónica, de una herramienta que permite “empoderar las decisiones empresariales”.

A modo de ejemplo, Aiello destacó la solución Smart Steps llevada a cabo en Zaragoza. Se trata de un proyecto que implicó el trabajo conjunto entre los sectores público y privado para trazar políticas públicas de transporte y vialidad.  “La tecnología no es algo que te ayuda a ser primero, no te asegura el éxito, sino que te permite empezar la competencia”, afirmó Aiello.

Cuatro pilares

CPcurXZWoAATgFgSon cuatro los principales factores técnicos han contribuido a la expansión del concepto de Big Data: los dispositivos, la memoria, el procesamiento y las redes.  Veamos. 

En consonancia con el fenómeno de Internet of Things (IoT), se estima que se duplicarán la cantidad de dispositivos conectados cada 5 años (ver imagen). En paralelo, la capacidad de almacenamiento está corriendo un costo a cero y año a año se multiplica la capacidad de procesamiento de supercomputadoras (como por ejemplo la afamada “Titan”). También tienen un rol preponderante las redes e infraestructura que permiten circular y sustentar la gestión de la información. Así, afirma Aiello“de conectar ciudades se pasó a conectar lugares; de conectar lugares se pasó a conectar personas; y hoy en día de conectar personas pasó a conectar cosas”. 

CPgq-GPWsAAf6gm

En línea con lo anterior, David Winograd, Gerente de Ventas Corporativas de Samsung afirmó que “Internet de las cosas -al igual que Big Data- es una pequeña parte de la implosión reciente, porque falta la mejor parte que es la real explosión de los datos”. La revolución mobile se da todo el tiempo: el smartphone está presente todos los días, en cada actividad que hacemos, cómo interactuamos en diferentes planos: trabajo, vida personal, etc. Esto se debe a que la cantidad de teléfonos móviles adquiridos casi que iguala a la cantidad de habitantes en el mundo. La industria gira alrededor del celular, y es aquí donde la IoT va en consonancia y sincronizada con la vida. Según Winograd, existen cinco factores que marcan tendencia y corresponden a la IoT: la automatización, las smart cities, la agricultura inteligente, el smart retail y la smart office.

Darle un lugar preponderante a la movilidad es saber que la revolución móvil puede transformar la estrategia de negocios, tanto para clientes externos como internos.

Clave en las decisiones

Patricia Florissi, Vice President and Global CTO for sales de EMC Corporation, reparó en que el software cambia las industrias, ya que ofrece daos que son relevantes sólo disponibles a través de la sistematización de Big Data. Así, la posibilidad de comparar grandes cantidades de datos tiene dos fines:

-Encontrar patrones de igualdad

-Encontrar diferencias que permitan identificar diversas informaciones y así, generar conocimiento.

“Big Data nos trae una era de iluminación científica”, asegura Florissi. Por eso, “ahora las empresas pueden conocer muchísimo más a sus clientes”, y crear una verdadera “revolución social” que modifica la manera de comunicarnos. “La gran noticia es que el Big Data nos está conduciendo a un darwinismo de negocios”, sostiene Florissi.

En esa línea,  Eduardo Caride, Presidente de Telefónica Hispanoamérica sostiene que el Big Data sirve para evaluar: “No es que sólo son datos sino que su interpretación sirve para tomar decisiones inteligentes”.

Big Data y seguridad

Claudio Caracciolo, Chief Security Ambassador de Eleven Path, propone planear una estrategia que sea bilateral:. Por un lado se debe pensar en la seguridad defensiva, pero por el otro en la ofensiva. La seguridad ofensiva es prevenir: esto no es más que una utilizar la estrategia Cloud, es decir, que en la nube nuestros datos pueden tener una copia para estar a salvo.

Big Data es apenas un componente del entramado de las estrategias tecnológicas. Pero no hay que olvidar que si bien es relevante también es frágil: los datos pueden estar sometidos a diversas vulnerabilidades. Por eso, recalca Caracciolo, es importante que el analista de seguridad tenga una mirada paranoica, diferente a las demás, para ver quién puede utilizar esa información y con qué fines. “Big Data no significa tener grandes cantidades de información, tampoco procesarlas, el verdadero poder está en la cabeza: en tener esa mirada paranoica y diferente”, concluyó Caracciolo.

“Big Bang Data”: el arte de los datos

ajustada4

En Fundación Telefónica, se realiza una exposición que tiene como premisa la incipiente explosión de datos en el que la humanidad se vio inmersa, por eso el juego de palabras ‘Big Bang Data’: en estas grandes cantidades de información se rastrean competencias y conocimientos con cierto poder para utilizarlos.

Sin embargo, Agustina Catone, Directora de la Fundación Telefónica, planteó que es menester tener un acceso a esas competencias a través de las TIC. Por eso, es importante la capacitación a docentes, mediante talleres y la exposición en sí misma, para así ofrecer herramientas -y experiencias- para aprender lo que es Big Data y su verdadero impacto. La propuesta de Telefónica, entonces, es diferente: a través del arte pueden visualizarse y materializarse de manera diferente los grandes caudales de información.

Entender para qué. Si bien el rumbo de los grandes datos está encauzado, la exposición sirve para pensar cuáles podrían ser los nuevos usos. “Big Data es un puntapié inicial para seguir desarrollando tecnología, y de esta manera acompañar la transformación”, concluye Catone.

 

Así se vivió y se compartió en Twitter sobre #TICForum15


 

Compartir
¿Que te pareció la nota?

37

Comentarios