Compartir

Cuando nos movemos, producimos energía. Energía que puede ser utilizada para calentarnos o para desplazarnos. Imagínense entonces en toda la energía que se produce -y se derrocha- en un gimnasio.

Esto es lo que tuvo en cuenta el empresario hindú, Manoj Bharbava, al crear el primer gimnasio flotante del mundo que navega con la energía que producen las personas al ejercitarse en la cinta o en las bicicletas fijas.

Si bien no es la primera vez que se utiliza energía humana de los más deportistas con fines sustentables (en varias parques del mundo, por ejemplo, se usa el movimiento de las personas que hacen ejercicio para iluminar el espacio verde o, incluso, en las plazas porteñas se pueden cargar los celulares con esta modalidad), es sin dudas el más llamativo.

El eco-gym, que aún se encuentra en la etapa de diseño, navegará por las aguas del río Sena, en París, y será propulsado por el sistema TechnogymQUE ARTIS, que usa la energía generada por los  aparatos de ejercicio.

Su diseño imita a los clásicos transbordadores que llevan a los turistas de paseo por el río y sus enormes ventanales permitirán disfrutar del paisaje parisino mientras se hace ejercicio.

La idea es que el gimnasio -de 20 metros de largo y con una capacidad para 45 personas- sea utilizado por habitantes de la ciudad y también por turistas.

Eco gym en el rio Sena

Compartir
¿Que te pareció la nota?

14

Comentarios