Compartir

Teniendo en cuenta que tiene más de 700 millones de usuarios diarios, Instagram es una gran vidriera para cualquier negocio. Cada vez son más las marcas que utilizan esta red social para conectarse con sus clientes, mantenerlos al tanto de las novedades y ofrecerles promociones y descuentos.

Abrir una cuenta en Instagram es fácil. Pero, claro, conseguir seguidores, lograr engagement y aumentar las conversiones no es tan sencillo. Además de considerar e implementar ciertos tips que ayudan a sacarle el máximo provecho a esta plataforma, se debe ser muy consciente del objetivo que se busca, conocer cómo se comporta la competencia en esta red social.

El tipo de contenido que vamos a compartir y la frecuencia con que lo hacemos también es clave, ya que nos permitirá generar empatía con los usuarios y evitar la sensación de cansancio cada vez que ven una publicación de nuestra marca.

Un poco de ayuda

Ideal para el branding (es decir, para darle alma y personalidad a tu marca, para reflejar sus valores y generar emociones en tus clientes), a Instagram aún le falta algo para considerarse como la red social más sólida para los negocios.

Una de estas falencias es la poca integración que tiene con otros sitios web y otras redes sociales que faciliten el avance del branding a la conversión, es decir, a las ventas.

Like2buy es una herramienta que viene a ayudarnos a superar este obstáculo, facilitando la experiencia del usuario que vio un producto que le interesó en Instagram y quiere comprarlo.

Como es sabido, en Instagram no está habilitado el uso de URL’s más allá del publicado en la “bio” de la cuenta. Entonces, enviar a un usuario a nuestra tienda online desde una foto posteada es complejo.

Like2buy es una plataforma de e-commerce que facilita a los usuarios pagar por los productos o servicios que ven en Instagram, sin salir de esta red social. Esto evita que los potenciales compradores se dispersen por Internet y no concreten la compras.

Su funcionamiento es muy sencillo: Like2buy comparte un link en el perfil de la marca, que redirige al cliente a una galería exactamente igual a la de Instagram. Una vez allí, el usuario tiene la posibilidad de comprar en el momento o “marcar” el producto como favorito para adquirirlo más adelante.

Esta solución además permite analizar el comportamiento, los gustos y las preferencias de los consumidores, conociendo mejor el mercado.

 

Comentarios