Compartir

“Microred de Brooklyn” es una plataforma de comercio virtual donde se realizan transacciones de un sólo producto: energía solar.

Basada en Blockchain, la tecnología que respalda a la criptomoneda Bitcoin, la iniciativa está tomando fuerza en Brooklyn, Nueva York, e integra a residentes de la isla y empresas, interesados en intercambiar créditos en PayPal por electricidad excedente de sistemas de paneles. El proyecto está siendo impulsado por LO3 Energy, una empresa que se dedica a brindar soluciones de energía distribuida.

“Los miembros de la comunidad pueden trabajar de modo individual y colectivo para ayudar a responder a la demanda de un modo eficiente”, aseguró Audrey Zibelman, expresidenta de la Comisión de Servicios Públicos de Nueva York.

Se trata de un sistema de energía descentralizado, basado en los usuarios, que puede funcionar en tándem con la red tradicional a gran escala o, en economías más pequeñas, evitar por completo la necesidad de la red.

La microred de Brooklyn está concebida para funcionar de manera conjunta con la red convencional, que está siendo renovada por el gobernador Andrew M. Cuomo para hacerla más flexible, eficiente y ecológica. La campaña, que se conoce como Reforming the Energy Vision (REV), incluye alentar el desarrollo de microredes y una participación más activa de la comunidad.

También están probando una app móvil para que los usuarios puedan gestionar sus compras de electricidad directamente desde su smartphone, fijando parámetros para controlar la fuente de energía, así como cuánto están dispuestos a gastar. De esta forma, es posible que cada vecino personalice su consumo de energía.

El proyecto, además, incluye planes de crear un área de aproximadamente cinco manzanas que pueda desconectarse de la red y operar en forma independiente en caso de un corte de luz.

Otros casos

El de Brooklyn no es el único caso. En Australia, por ejemplo, la empresa Power Ledger anunció hace un tiempo la creación de un mercado de intercambio de electricidad residencial basado en blockchain.

En Bangladesh, donde se estima que 65 millones de personas no tienen acceso a una red central, ME SOLshare ha estado desarrollando redes de intercambio entre hogares rurales con y sin sistemas de paneles solares en sus techos. Productores-consumidores pueden vender allí su energía excedente a la red y los hogares y negocios vecinos pueden comprarla a través de un celular.

Comentarios